«Capitalismo: una historia de amor»
EE.UU.
2009
126 minutos
Género: Documental
Guión y Dirección: Michael Moore
Actualizado Miércoles , 10-02-10 a las 12 : 08
En 1989 Michael Moore se dio a conocer con la notoria «Roger y yo»: allí presentaba a un personaje (un señor gordo con gorra que toca las narices a los poderosos) que le hizo famoso y que veinte años después continúa representando. Entonces, como ahora, algún purista del documental le consideró un payaso; y algún paisano suyo le consideró antiamericano, sin más. «Capitalismo…» es una extensión de aquel aldabonazo inicial, si bien su diana es más amplia ahora: no el «Roger» de la General Motors, sino los magos malignos de Wall Street y los neocons que les dejan hacer desde Washington. Como un héroe de Capra (también toma al «socialista» presidente Roosevelt como inspiración), Moore sigue indignado ante el mangoneo de ese 1% de tiosgilitos que maneja tantos recursos como el 95% restante.
Y, como un héroe de Capra, sus métódos son más los del populismo que los del análisis político. Pero no sé si con la crisis que está cayendo ahora le acusarán de antiamericano por incurrir en «payasadas» como la de intentar realizar un arresto ciudadano de sus villanos corporativos, rodear el Banco de América con una cinta amarilla de ésas que pone la policía alrededor de la «escena del crimen» o, mi preferida, doblar con la voz del Padrino un anuncio que invitaba a los americanitos de a pie a hipotecarse más allá de lo razonable. Moore entrevista a parados que se han quedado sin casa, a padres huérfanos de hijos que han caído en Irak, y utiliza con gracia y con (mala) intención materiales de archivo: es decir, no hace nada que no haya hecho el documental militante antes de que se le exigiera ser objetivo y equidistante. Quizá es mejor considerarle, entonces, menos un documentalista que un autor de libelos, noble género que se remonta a Zola.
Al final, Moore nos dice «No puedo hacer esto solo» y entonces suena «La internacional» en un arreglo con swing (!): suena como otro -ísmo que rima (poco) con capitalismo. Pero no, nos dice Moore: lo que quiere reinstaurar su llamada a la acción es la democracia. Libelo o no, Moore parece sentir el mismo impulso nacional que ha llevado a Obama a la presidencia.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es