Actualizado Miércoles , 25-11-09 a las 10 : 47
A José Ignacio Munilla, de 48 años, no se le puede reprochar falta de RH vasco. Guipuzcoano de nacimiento, habla un euskera perfecto, estudió cuatro años en el Seminario de San Sebastián y ha pasado gran parte de su vida pastoral en Zumárraga. Entonces, ¿por qué le atacan los nacionalistas? De acuerdo con religiosos que le han seguido de cerca estos años, porque es un cura «normal». Es decir, ha evitado mezclarse en batallas políticas y esto, para una parte del clero vasco, resulta imperdonable.
Frente a la caricatura de cura conservador que han pintado de él los nacionalistas, las fuentes consultadas destacan su carácter generoso y afable y tenía una gran relación con todo el mundo en Zumárraga, incluida la comunidad homosexual, recuerdan. De su paso por la localidad guipuzcoana, subrayan también que consiguió hasta el último euro para financiar la construcción de una iglesia en Zumárraga de nueva planta.

Vocaciones a Toledo
Su mayor pecado fue, seguramente, haber llevado vocaciones sacerdotales al Seminario de Toledo, en lugar de hacerlo al de San Sebastián, con cuyos planteamientos teológicos e impronta política no estaba de acuerdo. Munilla no compartía la visión de una parte de los sacerdotes vascos sobre el papel de la Iglesia. Y eso era lo mismo que enfrentarse con el entonces obispo de San Sebastián, José María Setién, quien nunca tuvo muchas simpatías por él, como atestiguan quienes le conocen.
Si a eso se le suma su apoyo sin complejos a determinadas posiciones defendidas por la Conferencia Episcopal, se entiende que se le considere una oveja negra apartada del rebaño de Setién. Munilla se alineado con ella tanto en materia de terrorismo como, recientemente, sobre la Ley del Aborto, de la que dijo, justo después de que los nacionalistas ofrecieran su respaldo al Gobierno, que quien la apruebe «estará en situación de complicidad de asesinato» y que «los cooperantes de este tipo de actos tendrán responsabilidad moral ante Dios», según una entrevista publicada en Diario Palentino.

Enviar a:

¿qué es esto?


Facebook ABC.es