Un móvil Samsung (android) y un iPhone (iOS)
Un móvil Samsung (android) y un iPhone (iOS) - Reuters

Cómo pasar los datos de Android a iOS (y viceversa) sin morir en el intento

Migrar todos nuestros datos del sistema operativo de Google al de Apple puede convertirse en una tortura que puede ser mucho más liviana siguiendo estos pasos

MadridActualizado:

Nos acabamos de comprar nuestro nuevo flamante móvil nuevo. Tiene lo último del mercado, la tecnología más puntera y lo miramos igual que a los regalos de Navidad. Pero hay algo que nubla nuestra ilusión, una incertidumbre que empaña el momento de emoción: el nuevo smartphone y nuestro anterior compañero de batallas de la misma especie no comparten sistema operativo. Esta escena se suele dar muy a menudo entre Android -que pertenece a Google- e iOS -cuyo propietario es Apple-, los dos «cerebros» más utilizados en el mercado móvil.

Pero no desesperes. Existen unos trucos muy fáciles para transferir todas tus aplicaciones, contactos, fotos, vídeos e información de uno a otro y casi sin despeinarte. Pero, antes de nada e independientemente del sistema operativo al que quieras pasar, debes asegurarte que ambos terminales tienen batería suficiente (es recomendable incluso que se enchufen a la corriente, ya que el proceso puede durar bastante si hay muchos datos); que el nuevo terminal tiene espacio suficiente para albergar todos los datos almacenados en nuestro viejo móvil (si no es así, lo más fácil es que hagas una «limpia» en tu anterior dispositivo hasta que quepa la información en el siguiente); y, por último, que ambos dispositivos estén conectados a internet, mejor desde una red WiFi, para no consumir demasiados datos de tu tarifa.

Para pasar de Android a iOS

Si tienes todos tus datos en un teléfono Android y necesitas cambiarlos a tu nuevo iPhone, debes descargarte en el primero la aplicación «Move to iOS» (puedes descargarla aquí). Una vez que la tienes en tu viejo terminal, es hora de «trastear» con el nuevo iPhone. Al configurar el dispositivo, debes buscar la pantalla «Aplicaciones y datos». A continuación, pulsar «Transferir datos desde Android», que permite hacer la migración sin problemas desde un móvil a otro. Acto seguido, desde el dispositivo Android, hay que abrir la aplicación «Move to iOS» y tocar «Continuar». Después de leer y aceptar los términos y condiciones que aparezcan es necesario darle a «Siguiente», un botón que se encuentra en la esquina superior derecha de la pantalla «Buscar el código».

El siguiente paso es, ya desde el móvil iOS nuevo, darle a «Continuar» en la pantalla llamada «Transferir desde Android». A continuación deberá aparecer el código de diez o de seis dígitos. Si el dispositivo Android muestra una alerta que indica que la conexión a internet es débil se puede ignorar. Entonces, se introduce el código en el dispositivo Android.

Una vez que se han completado estos pasos hay que hacer la selección de los datos que uno desee. Todo el proceso de transferencia puede tardar un rato, dependiendo de la cantidad de contenido que estés transfiriendo. Cuando la barra de carga se llene en el dispositivo iOS hay que darle a «Aceptar» en el dispositivo Android y, después, pulsa «Continuar» en el dispositivo iOS para seguir los pasos que aparecen en la pantalla y terminar la configuración del dispositivo iOS.

Y si ves que algunas aplicaciones de tu viejo teléfono no están en el nuevo (a pesar de haberlas seleccionado), debes recordar que Android e iOS no comparten todas las herramientas y que cada una tiene su tienda de apps propia. Aún así, ve hacia App Store y comprueba si realmente si esa aplicación es compatible con tu nuevo iPhone.

De iOS a Android

El proceso a la inversa también es posible, pero en este caso es necesario pasar por la «nube» de Google. Antes que nada, se debe descargar la aplicación «Google Drive» en el dispositivo iOS actual e iniciar sesión con una cuenta de Google. Si aún no tienes una, créala ahora o cuando vayas a iniciar sesión. Si ya tienes lo tienes instalado, asegúrate de que dispones de la última versión.

Una vez que uno ya se encuentra en Drive hay que dirigirse al asistente de copia de seguridad desde Menú/Ajustes/Copia de seguridad. Y solo entonces hay que seleccionar todos los datos y archivos que uno desea transferir o guardar.

Luego comienza otra fase importante: hay que iniciar sesión con tu cuenta de Google en tu nuevo dispositivo Android. Para ello, asegúrate de usar la misma cuenta que utilizaste para hacer la copia de seguridad en tu iPhone. Una vez que se ha completado los pasos y cuando inicies sesión en tu dispositivo Android, tendrás disponible todo tu contenido y podrás empezar a utilizarlo. En cualquier caso, es recomendable tener por ejemplo la lista de contactos guardada en la «nube», u otros datos que consideres vitales.