Antonio López: «Grafiteros, pinten en sus casas»
«La mujer de Coslada», obra de Antonio López, con una pintada a la altura del pecho - antonio lopez
opinión

Antonio López: «Grafiteros, pinten en sus casas»

El pintor y escultor español publica un artículo en ABC contra las pintadas callejeras que invaden la capital

Actualizado:

El grafiti o la pintada no aporta nada al ciudadano. Es contaminante. Tocar una obra que no es tuya es horrible. Supone una gran falta de consideración. Está mal, como pegar a alguien. Pediría a los vándalos que pinten en su casa. Me disgusta mucho cualquier atentado contra algo de alguien. Grafitear la ciudad la hace más fea. El grafiti en general es una agresión. No me gusta en su forma. Todo lo que se hace en el exterior tiene que hacerse con la voluntad de los ciudadanos. Pero en este caso se hace contra el deseo de los ciudadanos, que no lo quieren ni lo esperan. Aunque fuera un arte, debería contar con el beneplácito de todos. Hasta para poner algo hermoso hay que pedir permiso. Incluso el gran Miguel Ángel no obraba a su antojo.

El grafiti es una moda de muchos años que nunca sé si tuvo algún sentido. Las ciudades se tornan más feas y tristes para vivir. Tampoco hay que hablar mucho de ellos porque lo que quieren es aparecer a toda costa en los medios. Es peligroso. Mejor el silencio. El señor que rompió «La Piedad» de Miguel Ángel quería salir en el periódico. Era un escultor frustrado. Hay que tener cuidado. Si tuviera la oportunidad de conocer al chico que pintó mi escultura de «La mujer de Coslada», hablaría con él y le diría que pintara en la puerta de su casa. Grafiteros, pinten en sus casas; en su oficina; en sus sábanas, en un museo..., pero no en la ciudad, que es de todos.