Daniel Lorenzo, presidente de la Fundación Catedral; Segundo Pérez, deán de la Catedral de Santiago; y Nava Castro, directora de Turismo de la Xunta, en el claustro del santuario
Daniel Lorenzo, presidente de la Fundación Catedral; Segundo Pérez, deán de la Catedral de Santiago; y Nava Castro, directora de Turismo de la Xunta, en el claustro del santuario - abc

«Queremos ser el referente mundial en investigación sobre las peregrinaciones»

El Xacobeo y la Catedral de Santiago se están planteando la creación de un máster o una cátedra con vocación internacional en torno al Camino

Actualizado:

El objetivo es claro: «Queremos ser el referente mundial en investigación sobre las peregrinaciones». Lo ha afirmado este viernes el deán de la Catedral de Santiago, Segundo Pérez, acompañado de la directora de Turismo de la Xunta, Nava Castro. Ambos pretenden impulsar las investigaciones en torno al fenómeno jacobeo y contribuir a apuntalar Compostela como punto clave a nivel internacional de todas las rutas de caminantes.

El futuro plan director del Camino -que se presentará este año- respaldará la necesidad de estudiarlo y, de hecho, el nuevo centro de acogida cuyo convenio se ha firmado hoy contará con un centro de documentación y una biblioteca. Pero el propósito es aún más ambicioso: ese lugar sería el marco para poder desarrollar, con carácter académico, un máster o una cátedra que haga de Santiago un creador de conocimiento sobre este hecho religioso y cultural.

Todas las publicaciones de multitud de países concernientes al Camino estarán en la futura biblioteca a disposición de los investigadores en dicho centro de acogida, que será inaugurado este mismo año y se ubicará en un viejo asilo muy cercano a la plaza del Obradoiro. Ocupará 1.200 metros cuadrados y en ningún caso será un albergue, sino un espacio de encuentro para compartir experiencias y organizar actividades. «Tiene una huerta preciosa. Va a sorprender gratamente», aventuró Pérez en tándem con Castro.

Museo de recuerdos de los caminantes

A él se mudará también la Oficina del Peregrino que entrega la compostela -la credencial que acredita el fin del Camino- pues la actual «se ha quedado pequeña». En las antiguas instalaciones se baraja la posibilidad de crear un pequeño museo de recuerdos que dejan o envían los caminantes, curiosidades que hoy están almacenadas. También ceder dependencias a la Archicofradía del Apóstol.