La oposición venezolana pierde su última ventana crítica en Globovisión
Leopoldo Castillo, periodista y miembro de la dirección de Globovisión - reuters

La oposición venezolana pierde su última ventana crítica en Globovisión

El periodista venezolano Leopoldo Castillo se despidió por sorpresa de su programa «Aló, ciudadano»

Ludmila Vinogradoff.
Actualizado:

El periodista venezolano Leopoldo Castillo se despidió anoche sorpresivamente de su programa «Aló, Ciudadano», la emisión bandera de la cadena Globovisión, con lo cual la oposición pierde su última ventana de opinión crítica, desde que fuera vendida a un grupo económico de seguros vinculado al gobierno de Nicolás Maduro.

En su triste despedida Castillo no aclaró si también renunciaba a la directiva del canal de la que formó parte desde que Guillermo Zuloaga vendió la estación a Juan Domingo Cordero en junio pasado.

Los nuevos dueños de Globovisión fueron sacando gradualmente y poco a poco a todos los periodistas críticos que eran el símbolo de la cadena informativa como Jesús Torrealba que este viernes también se despidió de sus programas «Radar de los barrios» y «Dicho y hecho» donde informaba de las penurias que viven los sectores más humildes del país.

La salida de Castillo provocó un paro laboral de protesta del personal que labora en el noticiero nocturno. En la programación de Globovisión aún queda en el aire «Grado 33», que probablemente siga los pasos de sus colegas. Así se apagan las últimas voces disidentes de la oposición y se fortalece el rumor de que la cadena fue comprada por el gobierno.