Uno de los 12 migrantes del Madre Loreto será evacuado de urgencia a Malta

El Open Arms ha acudido en ayuda del pesquero y, según han indicado, el primer objetivo es mejorar la salud de los inmigrantes a bordo, la mayor parte de ellos enfermos tras más de una semana en el mar en medio de la tormenta

TúnezActualizado:

Uno de los 12 migrantes rescatados por el pesquero español Nuestra Madre de Loreto frente a las costas de Libia será trasladado en helicóptero a un hospital de Malta, según ha anunciado a Efe la organización humanitaria Open Arms.

Según la citada ONG, el hombre, que lleva más de 10 días navegando sin apenas asistencia, sufre de un grave estado de debilidad y deshidratación que demanda asistencia urgente para salvar su vida.

«La situación empeora cada minuto que pasa. Todas las personas rescatadas deben llegar a un puerto seguro cuanto antes», ha advertido la organización en redes sociales.

El Open Arms alcanzó este mediodía al pesquero Nuestra Madre de Loreto frente a la costa Libia y comenzó a ayudar a su tripulación y a socorrer 12 migrantes rescatados que lleva a bordo, reveló a Efe un portavoz a bordo de la embarcación humanitaria.

Nada más llegar a la altura del pesquero, tras una noche de difícil navegación debido a la fuerte marejada en la zona, el médico a bordo del Open Arms se subió al Nuestra Madre de Loreto para atender a los migrantes enfermos, agregó. «Ha sido un momento de gran emoción. Han sido horas muy duras», dijo a Efe el portavoz.

Según el Open Arms, el primer objetivo es mejorar la salud de los migrantes a bordo, la mayor parte de ellos enfermos tras más de una semana en el mar en medio de la tormenta y dar ánimo y apoyo moral al Nuestra Madre de Loreto, un pequeño pesquero que no está preparado para este tipo de circunstancias.

Los migrantes salieron hace nueve días de las playas próximas a ciudad libia de Khoms, uno de los principales centros operativos de las mafias dedicadas al contrabando de personas en el Mediterráneo central, la ruta más mortífera del mundo.

Fueron rescatados por el pesquero español el pasado 22 de noviembre después de que, según Vicente Sempere, segundo de a bordo del pesquero, fueran abandonados por las patrulleras libias en aguas internacionales.

El barco se hallaba faenando en la zona, fuera de las aguas jurisdiccionales de Libia, y cumplió con su obligación de auxiliar a los náufragos y avisó a las patrulleras libias, que según Sampere ignoraron su alerta.

De acuerdo con los 12 migrantes rescatados, en el precario bote neumático viajaban otras 25 personas que sí fueron interceptadas por la Guardia Costera libia y devueltos al país norteafricano, donde fueron encerrados en campos de detención.

En un primer momento, la intención del pesquero era llevarlos a Malta o Italia, países que enseguida sellaron sus puertos, e incluso a España, cuyo gobierno desde el primer momento ha tratado de que regresaran a Libia, según dijeron a Efe fuentes diplomáticas del país norteafricano.

En este contexto, la vicepresidenta del Gobierno español, Carmen Calvo, expresó este jueves la preocupación del Ejecutivo, sugirió la posibilidad de que se dirigiera a Libia para avituallarse y pidió colaboración a los países ribereños «en caso de que se considere que Libia no cumple las condiciones para ser un puerto seguro».

Organizaciones internacionales de defensa de los derechos humanos y organismos dependientes de la ONU han pedido a España que no devuelva a los migrantes a Libia ya que supondría una violación de la ley internacional, ya que este país «no está considerado un puerto seguro».