El movimiento «Libres e Iguales», el día de su presentación ante el Congreso de los Diputados
El movimiento «Libres e Iguales», el día de su presentación ante el Congreso de los Diputados - josé ramón ladra

Libres e Iguales pide pactos entre PP, PSOE, UPyD y Ciudadanos

El movimiento realiza un llamamiento para no votar a Podemos o partidos nacionalistas

Actualizado:

El movimiento Libres e Iguales realizó ayer un llamamiento a la ciudadanía para que no voten a los partidos políticos de corte populista, entendiendo por estos a nacionalistas y Podemos.

El nuevo manifiesto de Libres e Iguales traslada además un mensaje nítido a PP, PSOE, UPyD y Ciudadanos «para que negocien estrictamente entre ellos cualquier acuerdo postelectoral a fin de impedir que la contaminación populista erosione letalmente las instituciones y las bases mismas de la democracia española».

Bajo el título «Ante el año electoral. Contra el populismo», el texto alerta sobre una doble amenaza en este 2015 clave para España: «La primera proviene de la anunciada voluntad del gobierno de la Generalidad de Cataluña de convertir las elecciones autonómicas en el plebiscito previo a una declaración unilateral de independencia. La segunda procede de la irrupción, subrayada por todas las encuestas, de Podemos, un movimiento que promueve la impugnación del legado de convivencia de la transición y cuyos dirigentes se han mostrado comprensivos con formas autoritarias y criminales de la política, como el chavismo o el terrorismo etarra».

Nacido el pasado año, con la convocatoria de referéndum ilegal en Cataluña como principal desafío, este movimiento incluye a personalidades como Mario Vargas Llosa, Albert Boadella, Carlos Herrera, José María Fidalgo, Joaquín Leguina, Andrés Trapiello o Nicolás Redondo Terreros.

La portavoz de la plataforma, Cayetana Álvarez de Toledo, explica a ABC cómo el manifiesto contra los populismos nace de la convicción de que «la actual democracia española, que atraviesa un momento especialmente delicado, tiene valor moral y merece ser defendida».

Telebasura política

La diputada del PP advierte que no se puede dar por hecho que vivir en democracia es lo normal en España: «Cualquiera que conozca la Historia de España sabe que la democracia ha sido siempre bien frágil, un bien que tiene que ser cuidado y defendido. Tenemos una historia con etapas de dictaduras, guerras civiles... pero desde 1978 contamos con algo extraordinario que tenemos que poner en valor».

La nueva iniciativa de este movimiento transversal, con firmantes a la derecha e izquierda del espectro político, también se muestra crítica con las causas que han propiciado el avance del populismo en las encuestas en España. ¿Los responsables? «1. Los partidos mayoritarios están lejos de ser ejemplo del rigor ético que prescriben y aún no han sido capaces de anticipar con sus prácticas el proyecto de una España adulta y de calidad, regida por el mérito. 2. Determinados medios de comunicación, incluso públicos en Cataluña, han convertido la información y el debate político en una nueva y exitosa versión de la telebasura. Su actitud forma parte del inmoral aprovechamiento clientelista de la crisis económica que tan duramente ha castigado a los ciudadanos. 3. Las conductas delictivas de algunos dirigentes políticos y sociales se han visto agravadas por la acción de una Justicia técnicamente precaria, lenta en la instrucción y, en ocasiones, cautelarmente justiciera».

Pese a este diagnóstico, Libres e Iguales ahonda en la idea principal de no dejarse arrastrar por el «cuento de hadas» del independentismo catalán o del populismo que trata de aplicar a España el modelo chavista.

«No hay un solo ejemplo de sociedad desarrollada que haya resuelto sus crisis mediante el atajo populista. Las crisis deben abordarse desde la democracia, no contra ella», finaliza el manifiesto antes de proponer la citada doble reacción: ni voto ni pacto político con los populistas e independentistas.

Libres e Iguales ha venido realizando una serie de iniciativas en desde su constitución en julio del pasado año. Entre ellas, la defensa de la Constitución ante el desafío independentista de Artur Mas.