Albert Rivera, presidente de Ciudadanos - ISABEL PERMUY

Elecciones 2016Ciudadanos promete bajar el IRPF en 2018 tras recortar «en burbuja política»

El equipo económico cree posible crear 2,5 millones al final de la legislatura

MadridActualizado:

Ciudadanos ha presentado este martes la Memoria Económica que acompaña a su programa electoral de cara al 26-J en el que se compromete a bajar el IRPF en 2018 tras «recortar en gastos absurdos y en la burbuja política». [ Lee las «350 soluciones para cambiar España a mejor» (PDF)]

Rivera ha presentado este programa junto a su equipo económico (Luis Garicano, Toni Roldán y Francisco de la Torre). El programa también cree posible crear «2,5 millones de empleos al final de la legislatura». La corrección del programa, que renuncia por ejemplo a los cambios en el IVA o a tocar los tipos del impuesto de Sociedades, es algo que el partido pretende vender como un ejercicio de sensatez: «Con el agüjero que Rajoy nos ha dejado hay cosas que no podemos hacer».

La memoria plantea además un ahorro a las familias de 411 euros por hogar en la factura energética. También plantea una batería de programa sociales con un gasto global de 8.500 millones de euros al año, entre los que se incluye un plan contra la pobreza infantil y un complemento de ayuda a las familias de 1.400 euros de media que afectará a 2 millones de hogares.

Como ya avanzó este diario, esta memoria económica supone en la práctica una modificación importante de la política fiscal de Ciudadanos. El IRPF queda finalmente en cuatro tramos, entre el 18% y 43,5%, pero se pospone a 2018 su implantación. Pero el cambio más notable es la renuncia a poner en marcha una modificación sobre la fiscalidad en el IVA. «Nuestra propuesta no tenía un coste muy elevado, pero ha caído cuando hemos revisado todo el documento», ha precisado Garicano. Lo que sí se llevará a cabo es la reducción del IVA cultural del 21% al 10%, con un coste estimado de 150 millones de euros.

Rivera ha proclamado que a nivel fiscal va a hacer «lo contrario de Zapatero y Rajoy», a quien ha acusado de la mayor subida de impuestos de la democracia. Y esa receta es «premiar al que cumple», con esa reducción del IRPF a partir de 2018, y no al que defrauda. En ese último punto destaca una propuesta que el partido quiere que surta efecto inmediato: recuperar los 2.800 millones procedentes de la amnistía fiscal, fruto de aquellos fondos repatriados que no tributaron al 10% que marcaba la ley.

Ciudadanos justifica esta modificación del programa en «el agüjero de 10.000 millones que ha dejado el PP», por lo que han decidido ajustar sus ingresos y gastos para «no engañar a los españoles». El responsable fiscal del partido, Francisco de la Torre, se ha mostrado extremadamente duro con la gestión del Ejecutivo: «Montoro y Rajoy mintieron sistemáticamente. Partimos de una mentira de 10.000 millones de euros». No obstante, el partido cree que finalmente España no recibirá la multa de 2.000 millones de euros por déficit excesivo. Por eso no la incorpora en sus cuentas.

En lo que respecta a los ingresos, esa bajada del IRPF a partir de 2018 podría tener un coste de 2.100 millones de euros, que se sumaría a los 150 millones de euros del IVA cultural. Por el lado de los ingresos, el partido cree que puede recuperar 8.500 millones en la lucha contra el fraude, 4.500 millones eliminando los «agüjeros» del impuesto de sociedades y una estimación, que consideran prudente, de 2.600 millones fruto de suprimir las ineficiencias de la Administración.

Rivera ha negado a aceptar que las modificaciones en el impuesto de Sociedades supongan una subida, aunque de facto las empresas que se benefician de las bonificaciones pagarán más. Para el presidente de Ciudadanos se trata de que el que cumpla «no tenga que competir deslealmente».