Real Madrid

Solari pide a Bale que se coma «el escenario»

El técnico desea que el galés sea siempre protagonista y saque toda su calidad en cada partido

Actualizado:

Habla sin estruendos, sin frases que busquen el titular. Al revés, deja los mensajes cifrados con frases envueltas en una sonrisa. El nuevo responsable del Real Madrid lanza un consejo a Bale en este momento fundamental del Real Madrid, que intenta consolidar su salida de la crisis con un triunfo en Vigo que confirme la progresión. El club desea que el galés asuma el liderazgo del conjunto en el ataque. Y Solari le pide demostrar toda su calidad en cada encuentro. Tiene que sacar todos sus recursos siempre y especialmente ahora. El objetivo es conseguir que el británico sea regular en su rendimiento y no desaparezca en diversas fases de los partidos.

Jugador multiusos: «Bale juega bien por la derecha, por la izquierda, de ariete e incluso de lateral izquierdo»

El técnico subraya que la clase del hombre que porta el dorsal de Gento es tanta que puede jugar en muchas posiciones a un gran nivel: «Gareth me gusta en todas partes. Tiene condiciones para jugar arriba por la banda izquierda, por la derecha, de delantero centro, de media punta e incluso de lateral izquierdo. Bale tiene que comerse el escenario cada vez que sale, como hizo contra el Viktoria Pilsen. Allí hizo un gran partido». Le exige que aborde cada enfrentamiento con esa actitud. Cuando lo hace, marca goles.

El entrenador piensa que el galés debe ejercer de primer espada y tiene que pedir más el balón y bajar a por él cuando las circunstancias impiden que participe en el juego. No puede quedarse en una banda como un extremo clásico. Se mueve de zona en diversas fases de los partidos, cambia de flanco, pero tiene que ayudar al centro del campo para recibir la pelota cuando el rival no permite que llegue al ataque madridista. Su calidad le permite combinar en todas las situaciones.

Cinco goles en 14 partidos

Cinco goles y cinco asistencias en catorce encuentros es su balance de la temporada. En Liga lleva presenta tres tantos y dos asistencias en diez jornadas disputadas. Son cifras aceptables, pero su nivel le permite mejorarlas. Es el quid de la cuestión que el técnico ha puesto sobre la mesa.

Solari defendió al británico hace ocho días cuando fue silbado al ser cambiado en el encuentro frente al Valladolid. El marcador rezaba todavía el empate a cero y la afición estaba muy nerviosa. También pitaron a Marco Asensio y a Casemiro, los otros dos hombres sustituidos. El técnico dio una lección de fútbol: «Hemos ganado 2-0 y el triunfo es cosa de todos, no solo de los que entraron después, porque los que comenzaron el partido trabajaron mucho para que luego otros jugadores consiguieran el resultado». El vestuario aplaudió esa sabiduría y el apoyo a los futbolistas señalados. Esa misma protesta, no obstante, era el arma que confirmaba que los profesionales, y especialmente las estrellas, debían dar un paso adelante. El entrenador ruega que lo hagan.