Neymar
Neymar - EFE
Fútbol

Hacienda pide embargar el dinero de la desorbitada prima de renovación de Neymar con el Barcelona

Según informa 'El Mundo', la Agencia Tributaria pretende apropiarse de los 26 millones de euros por los que el brasileño tiene pendiente un juicio con el club catalán

Actualizado:

La posibilidad de que Neymar regrese al Barcelona sigue acumulando alicientes para convertirse en la historia más rocambolesca del momento. La última gota sobre un vaso que parece ya a punto de desbordarse la pone ahora la solicitud de Hacienda de embargar al brasileño la cantidad que tiene pendiente de cobrar de la entidad azulgrana en concepto de prima de renovación, 26 millones de euros, según informa 'El Mundo'. El dinero vendría a cubrir parte de las tremendas deudas con la Agencia Tributaria que el futbolista habría contraído durante su estapa en España.

El caso trae cola porque Neymar ya tiene pendiente un juicio con el Barça por el abono de la segunda parte de la prima, prevista su celebración en el Juzgado de lo Social número 15 de Barcelona en las próximas fechas. La demanda que el padre del jugador interpuso contra el club catalán ya había sido motivo de disputa entre ambas partes de cara a llevar a buen puerto las negociaciones para lograr que el ahora jugador del PSG vuelva a vestir de azulgrana.

Mientras que Neymar y su entorno insisten en que les corresponde cobrar el total de la prima de renovación acordada entre ambas partes cuando rubricaron el acuerdo para extender su contrato hasta 2021, el Barcelona sostiene que la obligatoriedad de pago se diluyó en el momento en que, en 2017, el delantero partió rumbo a París.

Según adelantó 'Mundo Deportivo' hace unos días, la deuda del futbolista con el Fisco ascendería hasta los 35 millones de euros. El fraudulento proceder del de Mogi das Cruzes habría consistido en una tributación irreal de sus emolumentos como asalariado barcelonista y, también, en la tergiversación de las cifras sobre las que sustentó su traspaso al club que preside Josep María Bartomeu.