Astrid Fina«Cuando me amputaron el pie, me metía cosas en el pantalón para simular que aún tenía uno»

Astrid Fina es la única chica que compite en España en snowboard adaptado a nivel profesional y disputa esta semana el campeonato nacional en la prueba masculina

MADRIDActualizado:

Un semáforo cambió la vida de Astrid Fina. Con el rojo paró su moto; con el verde arrancó y al acelerar no era consciente de que a la vez estaba abriendo paso a una nueva forma de vivir. Por la otra calle venía un coche que no frenó al ponerse en rojo y se llevó por delante a Astrid. Su pie derecho se quedó enganchado entre el coche y la moto. Tenía 25 años y no volvería a usarlo.

Empezó entonces un calvario de tres años de operaciones, de dolores, de meses de hospital en hospital, de médicos que daban cada uno su opinión y que intentaban de cualquier forma evitar lo inevitable. Pero un día tuvo que tomar la decisión que nunca habría querido tomar. «Me dijeron que podían salvar el pie y quedarme en silla de ruedas o en muletas para siempre o amputarme el pie». Decidió amputar. «Fue muy duro porque era quitarte una parte de ti. Al principio no me atrevía a mirar abajo, pero en realidad hago ahora muchas más cosas que antes. Estoy muy contenta con la vida que llevo ahora», explica.

«No quería que nadie me mirara, me cortaba y simulaba que tenía pie poniéndome cosas en el pantalón», cuenta años después, aunque todo cambió cuando se puso la prótesis. «Aquello hizo que cambiara y quería hacer todo lo que me había perdido. Lo había pasado tan mal antes que era todo muy diferente y yo creo que ha sido esa ambición la que me ha hecho seguir adelante», indica.

Esas nuevas ganas de vivir la llevaron al snowboard, al que llegó casi por casualidad, animada por un amigo. «Cuando pude andar me apuntaba a casi cualquier plan y cuando me hablaron del snowboard no me lo pensé». Entrenó algunos días con él y a los pocos meses le ofrecieron hacer las pruebas para el equipo nacional. «Me dije a mí misma ‘el no ya lo tienes’, así que me presenté y aquí estoy», comenta. Hoy es la única chica que compite en España en snowboard adaptado y esta semana disputará el campeonato nacional en una prueba masculina.

Han pasado cuatro años desde aquel día y desde entonces ha disputado unos Juegos Paralímpicos. Sochi fue para ella una gran experiencia que guarda con gran cariño. «No sabía dónde iba y me quedaba con la boca abierta por cualquier cosa, estuve 20 días allí alucinando con todo», recuerda.

Fue su primera gran competición y en estos tres años ha competido en Mundiales y Copas del Mundo, cogiendo experiencia en cada prueba para conseguir subir al podio en los Juegos de Pyeongchang. «Este año me he visto muy bien, psicológicamente estoy muy fuerte y estoy muy motivada», asegura. Para poder lograrlo contará con el apoyo del equipo #SeSalen de Liberty Seguros, del que formará parte la próxima temporada.