Resumen Tech 2017

Los mejores drones que echaron a volar en 2017

Modelos profesionales, otros que han marcado la senda por donde deben andar este tipo de aparatos aéreos y otros diseños lúdicos para iniciarse son algunas de las propuestas que deja el año

MADRIDActualizado:12345678
  1. DJI Phantom 4

    La firma china, el mayor productor de aeronaves del mundo, ha continuado exprimiendo este tipo de aparatos electrónicos que se han convertido en tendencia aunque llevan mucho tiempo utilizándose para fines profesionales. Agricultura, labores de reconocimiento, producción cinematográfica son algunos de los principales usos. Este modelo en particular cubre esas necesidades.

    Cabe recordar que los drones no son juguetes. Están sujetos a las diferentes normativas de seguridad aérea de los países. La Unión Europea trabaja para establecer un espacio aéreo para estas aeronaves no tripuladas, cuyo aterrizaje en el entorno lúdico no ha hecho más que comenzar. De diseño austero pero práctico, este drone de corte profesional se maneja de manera fluida.

    Pesa algo más que un kilogramo y se mantiene en vuelo durante casi media hora con la batería totalmente cargada proporcionada por una densidad de 5.800 mAh. Alcanza, además, una velocidad de 72 km/h en modo deportivo. Este cuadricóptero emplea una cámara que ofrece una calidad de 12 megapíxeles, empleada para tomar fotografías aéreas y grabar video en calidad 4K. Compatible con los sistemas operativos iOS y Android, el dispositivo ha mejorado su estabilización su sistema de inteligencia gracias a una serie de sensores distribuidos por todo el chasis y que le permite detectar (y sortear) obstáculos.

  2. Parrot Bebop 2 Power

    La otra gran firma de drones también ha renovado sus productos este año. Aunque está definido para un uso más propio de la diversión sí se le puede sacar partido a nivel profesional. La firma dispone de un amplio catálogo de minidrones de todo tipo, incluso pensados para moverse por el suelo.

    Este cuadricóptero de recreo es capaz de contar con una autonomía de 60 minutos y cuenta con un sistema de reconocimiento que emplea unas gafas especiales FPV para analizar el entorno. Gracias a ello se puede incluso competir en carreras de drones, una modalidad que ya se han empezado a montar competiciones alrededor.

    Gracias a su aerodinamismo y a su sistema de propulsión optimizado, puede alcanzar hasta 65 km/h en modo sport y resistir vientos de hasta 60 km/h. Con un solo clic se pueden realizar tomas automáticas como panorámicas de 360°, diferentes travellings con movimiento de cámara simultáneo y, por supuesto, magic dronies –órbita, tornado, parábola o boomerang–, ideales para grabarse a uno mismo.

    Su sensor CMOS de 14 megapíxeles permite grabar vídeos en calidad Full HD a 30 fps y hacer fotos en formatos JPEG y RAW, ideal para los retoques de la etapa de posproducción. Su tecnología patentada de estabilización digital en 3 ejes garantiza imágenes de una estabilidad sorprendente al reducir las vibraciones y los solapamientos. Es compatible con los sistemas operativos iOS y Android.

  3. Yuneec Typhoon H RTF

    De original diseño en forma de hexacóptero, ofrece funciones para el profesional. El tiempo de vuelo es de unos 25 minutos con la cámara CGO3+ con resolución 4K (UHD). La estación de tierra ST16 con el sistema operativo Android dispone de una pantalla táctil de 7 pulgadas, en la que se pueden contemplar las imágenes en vivo de tu vuelo con una resolución HD de 720 píxeles, y ofrece una variedad de modos de vuelo autónomos.

    Su cámara con cardán de 3 ejes con amortiguación de vibraciones, realiza grabaciones UHD sin tambaleos en resolución 4K y fotografías de 12 megapíxeles llenas de vida. Además se puede rotar 360°. Dispone de una lente gran angular de vidrio de alta calidad con un ángulo visual de 94° y se puede configurar manualmente durante el vuelo.

    Incluye un sistema de detección de obstáculos en modo autónomo para evitar que choque. Eso es posible gracias a los sensores de sonar inteligentes en la parte delantera, que le permiten ser capaz de evitar automáticamente los obstáculos. Este sistema anticolisión proporciona un vuelo seguro y sin estrés.

  4. Propel Drones Star Wars

    Aunque no tienen aplicaciones profesionales y su uso se limita a un circuito lúdico, su diseño es muy divertido. Esta familia de drones incluye tres modelos de naves Star Wars, están acabadas a mano y numeradas individualmente. El T-65 X-wing Starfighter, el TIE Advanced X1 de Darth Vader y la Speeder Bike 74-Z de El Retorno del Jedi, son los primeros drones disponibles que ofrecerán a los nuevos pilotos la oportunidad de volar para el Imperio o la Alianza Rebelde.

    Estas piezas de maquinaria altamente avanzada se encuentran embaladas en una caja coleccionable, personalizada. Incorporan la tecnología inteligente que permite poner en marcha diversos tipos de batallas aéreas láser multijugador, con una exactitud excepcional.

    Además de volar a velocidades superiores a 56 km/h en menos de tres segundos, un algoritmo de control de vuelo único permite realizar maniobras especiales que imitan los patrones de vuelo de Star Wars, como movimientos de tirabuzón hacia adelante y la innovadora tecnología de drones de propulsión inversa que dota a las naves de un mayor realismo al volar.

  5. DJI Mavic Pro

    Manejable, cómodo y transportable, porque cabe en un bolso. Esta aeronave, capaz de mantenerse en vuelo durante treinta minutos, es pequeño pero potente. Su tamaño compacto esconde un gran nivel de complejidad. Cuenta con 24 núcleos de alto rendimiento, con un sistema de transmisión completamente nuevo con un alcance de 7 kilómetros, 5 sensores visuales y una cámara de 4K apoyada por un estabilizador en tres ejes están a tu disposición con tan sólo presionar el pulgar o dar un toque en la pantalla.

    Tiene dos pantallas de 1.920 x 1.080 píxeles y puede hacer una transmisión de video a calidad 1.080 p. Dotado de Flight Autonomy que le otorga a este modelo coordinación para evitar cualquier obstáculo. Se mueve a 65 km/h. Para detectar obstáculos a hasta 15 metros, el drone incluye un sistema de detección. Así puede sortearlos o decelerar hasta pararse en el aire, evitando accidentes incluso fuera del alcance de tu vista.

  6. Syma X5C Explorers

    Diseñado para principiantes, este cuadricóptero de seis ejes aguanta hasta 10 minutos en vuelo e incluye una cámara de alta definición. El sensor fotográfico es de 2.560 x 1.440 píxeles. Destaca especialmente por su alta resistencia a choques y golpes. Aunque no es el más avanzado ni el más puntero, es una interesante opción para empezar a volar con estas máquinas. No se comporta bien ante las rachas fuertes de viento. Pero es su precio su gran baza, de menos de cien euros. Pesa menos de un kilogramo.

  7. Hubsan H107C+ HD

    Otro dron barato y accesible es este modelo cuya batería dura unos diez minutos. De pequeño tamaño, tiene un alcance de hasta cien metros y presenta una cámara de alta definición, que para un uso lúdico sobra, pero no se le puede pedir más detalles y prestaciones si se desea utilizar para fines comerciales. Cuenta con un juego de luces LED que le confieren personalidad. Este minidrone en forma de cuadricóptero viene equipado con una cámara frontal HD de 720p con una resolución de 1.280 x 720 píxeles y pesa solo 56 gramos. Perfecto para empezar a moverse en el aire.

  8. DJI Spark

    Este dron del fabricante chino marca la dirección sobre la que tienen que volar estas aeronaves, otra de las tendencias más calientes del sector y con la que ya se experimenta como elementos para el transporte. Su principal característica diferenciadora es que no requiere de un control remoto para su navegación. Su innovador sistema de despegue permite que inicie el vuelo incluso desde la palma de la mano.

    En solo 300 gramos se tiene al alcance las principales funciones que se le reclaman a este tipo de aparatos, que recordemos no son juguetes y que están sujetos a una normativa de seguridad aérea vigente en el marco europeo. Por ejemplo, una cámara de 12 megapíxeles y resolución hasta 4K.

    Este drone se mueve a una velocidad de 50 km/h hasta un máximo de dos kilómetros de distancia y alcanza los cuatro mil metros de altura, aunque no se ha mejorado su autonomía (15 minutos máximo). Pero donde más ha mostrado su revolución ha sido a través de su sistema de control, que ofrece opciones para dominarlo con gestos, dispone de un modo automático para hacer autofotos y adaptarse al tipo de imagen que se desea fotografiar.