Tecnología - Redes

El secreto de que YouTube engorde 72 horas de vídeo por minuto

Dos de los responsables de la mayor plataforma de vídeos del mundo, que acaba de lanzar un nuevo canal para encontrar talentos, explican cómo se procesa todo ese material

YouTube, la principal plataforma de subir vídeos del mundo
YouTube, la principal plataforma de subir vídeos del mundo - ARCHIVO
Jon Oleaga - Madrid - Actualizado: Guardado en: Tecnología Redes

La filosofía de los creadores de YouTube ha sido siempre la de construir un producto enfocado en el usuario, primar su experiencia, que los vídeos se puedan ver en cualquier pantalla, una televisión, el ordenador o un móvil, con una buena calidad y que además no dependa del ancho de banda de la que se disponga.

En estos momentos, los usuarios suben 72 horas de vídeo cada minuto a la popular plataforma, una cifra que ha crecido casi 24 horas por minuto en tan solo un año. Su éxito no ha parado desde su lanzamiento en 2005 y vídeos como el de «Gangnam Style», que llegó a mil millones de reproducciones, han constatado su poder de llegar al corazón de la gente. Y a su vida, máxime al tiempo de permanencia que los internautas dedican a navegar por YouTube, unos 15 minutos, frente a las cinco horas que pasa un español a consumir televisión.

La compañía espera que siga aumentando la cantidad de material audiovisual compartido gracias a la capacidad de grabación de vídeo en HD de las nuevas generaciones de móviles y la mejora en las conexiones 3G y UMTS. Entre sus objetivos está el seguir siendo la plataforma reina en este ámbito, pero su estrategia va más allá y, por ello, ha lanzado nuevas acciones como la plataforma YouGeneration, un canal para descubrir nuevos talentos a través de internet, que acaban de crear conjuntamente con a productora musical Syco Entertaiment.

Cristos Goodrow, encargado de búsquedas de YouTube, y Rushabh Doshi, responsable de la creación de vídeo, explican para ABC el secreto de cómo se procesa esa inimaginable cantidad de material. Sólo hay que probar las nuevas herramientas para publicar vídeo en YouTube desde el teléfono móvil que, por ejemplo, permiten estabilizar el vídeo en el servidor de YouTube, para comprobar su rapidez y facilidad de uso.

Ese secreto radica en que el vídeo se empieza a procesar en los servidores de YouTube antes de que se complete el envío, en ese momento, se divide el vídeo en pequeñas partes y se procesa por separado.La rapidez con la que ese vídeo es procesado depende de la complejidad y calidad del mismo. Un partido de fútbol en el que el fondo cambia constantemente y de forma rápida que encima esté grabado en alta resolución tardaría mucho más que una videoconferencia en la que el interlocutor o el fondo permanecen inalterados.

Christos asegura que su principal objetivo es el de «hacer accesibles al usuario los vídeos que pueden ser interesantes para él». Para ello se basan en el propio motor de búsqueda de Google, capaz de recibir miles de millones de búsquedas diarias sobre millones de vídeos. Los dos factores más importantes que hacen que cuando se realice una búsqueda aparezca de la nada un vídeo y no otro son los enlaces de otras webs que apuntan a ese vídeo y los clics que ha tenido en el momento de salir de una búsqueda o haber sido sugerido junto a otro vídeo.

Una de las cosas que mucha gente pregunta -prosigue Christos- es por qué no se puede buscar el contenido dentro del propio vídeo. ¿La tecnología todavía no existe? En realidad lo que ocurre es que según la pruebas que han realizado es más valioso el etiquetado que efectúa el propio usuario que sirve para medir su comportamiento. El contenido relacionado y los canales tienen como objetivo reducir el esfuerzo del usuario para descubrir y consumir las hasta 100 horas de «contenido interesante» que la compañía calcula que existen por cada usuario.

Toda esa cantidad de material se convierte en un verdadero mundo para la publicidad. Sin embargo, los ingresos por publicidad de YouTube no siguen el mismo ritmo de crecimiento que las visitas de esos vídeos. «La pregunta es si YouTube va a ser capaz de generar suficientes ingresos por publicidad para seguir atrayendo contenido 'premium'», según informa «All Things D», que asegura que la plataforma recoge hasta el 45% de lo que los vídeos generan mediante la publicidad, unos 2.5 dólares por cada mil visitas. ¿Seguirá creciendo y convirtiéndose en la plataforma multimedia del futuro?

comentarios