Flamenco Rojo y Gualda

El himno con el que el ejército se burlaba de Abd El-Krim, el rifeño que hacía sangrar a España

Esta tarde se celebra en el Teatro Monumental de Madrid un concierto que aunará todo el arte del flamenco más tradicional con la música militares

Abd El-Krim
Abd El-Krim - ABC

«Abd El-Krim subió al cielo a pedirle a Dios perdón. San Pedro le contestó, pídeselo a la Legión». Este es una de las estrofas de la canción «La novia del Legionario», una tonadilla que -como tantas otras- han cantado los soldados del ejército español durante siglos en territorio amigo y enemigo para animarse y enfrentarse al contrario con valentía, arrojo y (en alguna que otra ocasión) más amor por la patria que certeza de victoria. Sin embargo, esta cuenta con un elemento diferenciador: fue elaborada en honor de los legionarios españoles que combatían contra uno de los mayores enemigos de nuestra bandera allá en Marruecos: Abd El-Krim. Un lider rifeño que -liderando a algunas tribus locales- logró poner en jaque el dominio militar rojigualdo en el norte de África.

Esta popular canción llega hasta nuestro oídos hoy debido a que esta misma noche será interpretada en el concierto que se celebrará en el Teatro Monumental de Madrid (calle de Atocha 65). Un acto que comenzará a las 20:00 horas y en el que se mezclarán en una curiosa simbiosis la música militar y el flamenco de la mano de los populares artistas -de los mejores en el mundo del flamenco actual- Jesús Méndez (cantaor) y Manuel Valencia (guitarrista). Estos se unirán por primera vez a la Unidad de Música del Regimiento de Infantería Inmemorial del Rey nº1 para conmemorar el Día de las Fuerzas Armadas.

El acto supone la culminación de un proyecto que comenzó en 2013 cuando -bajo la supervisión de Antonio Lillo Parra (responsable de los archivos musicales de la Biblioteca Central Militar)- nació el disco «Flamenco Rojo y Gualda», una obra que contó con la colaboración de estos dos músicos y quiso dar a conocer una selección de canciones entonadas en distintas épocas históricas por los soldados españoles.

Su objetivo era lograr combinar el antiguo cancionero militar a los diferentes palos del flamenco. Y vaya si lo consiguió. Así lo demuestra, de hecho, el que el disco haya sido uno de los más vendidos dentro de los editados por el Ministerio de Defensa. «El disco tiene 14 canciones que comienzan desde la Guerra de la Independencia y recorren 100 años de historia de España. La mayoría son canciones populares, cuarteleras, recreativas, sátiras... que se adaptaron al mundo militar», explicaba el mismo a ABC hace varios meses.

La sufrida novia del soldado

«La novia del Legionario» fue creada en unos años (entre los 20 y los 30) en los que la situación de España en Marruecos no era precisamente la mejor. Y es que, contra los hombres de la Península se habían alzado varias tribus rifeñas a las órdenes de Abd El-Krim. Un líder que causaba pavor entre los hispanos debido a que sus hombres no tenían piedad con los soldados del ejército español.

De hecho, por entonces lo mejor que le podía pasar a uno de nuestros combatientes era ser pasado a cuchillo o degollado por los moros, ya que de esa forma su sufrimiento acababa en el tiempo que dura un suspiro. Por el contrario, si Dios no estaba ese día de su lado podían padecer todo tipo de torturas como ser enterrados vivos, ser abandonados a su suerte (lo que les llevaba habitualmente a morir de sed en mitad del desierto) o ser quemados mientras todavía respiraban (algo que, según se cuenta, le sucedió al general Silvestre después del desastre de Annual).

La peligrosidad de luchar en Marruecos (los soldados tenían auténtico pavor a pisar aquella región después de todas las victorias de Abd El-Krim) y la idea de que la Legión debía combatir siempre en primera línea provocaron que los combatientes idearan esta curiosa canción. Su objetivo era doble. Por un lado, dar un «rapapolvo» al líder rifeño. Por otro, acordarse de sus novias, las cuales esperaban ansiosas sus cartas para saber que sus valientes hombres seguían de una pieza.

Desastre de Annual
Desastre de Annual- ABC

«El heroísmo sin límites de los legionarios no pasa inadvertido para el pueblo español desde el momento de su fundación 1920. Las tropas de Abd El-Krim, líder de los rifeños en el Norte de Marruecos en aquellos años, mantenían frecuentes y sangrientos combates con los legionarios. Las cartas enviadas a sus novias siempre eran una incógnita. Algunos versos de esta canción recogen este sentimiento», explica el libreto del disco.

«La canción hacia Abd El-Krim la crearon los legionarios. Era un líder que, desde el principio, nos mantuvo a raya. Como fueron el cuerpo que más sufrió a los moros, idearon esta canción. Pero esta canción no fue una excepción. Sucedió algo parecido con la derrota española en el Barranco del Lobo, la cual dio como resultado una canción que se cantó en coros infantiles, escuelas... desde julio de 1909», añade Lillo a ABC.

Por todo ello fue por lo que nació esa canción:

Mi madre me pega palos

Porque quiero a un legionario

Y al son de los palos digo

Y al son de los palos digo

¡Viva el Tercio y sus soldados!

Abd-el krim subió al Cielo

A pedirle a Dios perdón

San Pedro le contestó

Pídeselo a la Legión

Ha ingresado en la Legión

Un Cristo Crucificao

Ya nadie podrá decir

Que somos de mal vivir

La novia del legionario

Bien sabe lo que es sufrir

Si ayer recibió una carta

Hoy de luto ha de vestir

La novia del legionario

Bien sabe lo que es sufrir

Si ayer recibió una carta

Hoy de luto ha de vestir

La novia del legionario

Bien sabe lo que es sufrir

Si ayer recibió una carta

Hoy de luto ha de vestir

El concierto

El concierto se celebrará en la tarde de este jueves 26 de mayo en el Teatro Monumental de Madrid. La primera parte del mismo correrá a cargo de la Unidad de Música del Regimiento de Infantería Inmemorial del Rey nº1 del Cuartel General del Ejército (formada por una banda de Guerra -con 30 integrantes- y una de Música -con 60-). Este grupo interpretará algunas piezas como «El paso del regimiento», «Rapsodia militar española» o «El sitio de Zaragoza».

A su vez, y aprovechando el 400 aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes, se dará vida a cuatro escenas del ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha («Danza del armado caballero», «Marcha del caballero andante», «Batalla de los molinos» y «Meditación del hidalgo manchego») o a la «Canción del buen escudero».

ABC

En la segunda parte se interpretarán las canciones pertenecientes a «Flamenco Rojo y Gualda», entre las que se destacarán «Alegrías de Cádiz», «Toná de Quintos de Jerez de la Frontera» , «Bravo soldado», «La novia del legionario» o «El barranco del lobo».

«Tanto el disco “Flamenco Rojo y Gualda”, como la Subdirección General de Publicaciones y Patrimonio Cultural del Ministerio de Defensa han auspiciado los esfuerzos para conmemorar el Día de las Fuerzas Armadas con este concierto. Es un concierto de excepción en el que estarán Jesús Méndez y Manuel Valencia. Dos artistas de estirpe flamenca que han tenido una explosión artística y son de lo más puntero del mundo de este mundo», añade Lillo.

Este, a su vez, cree que se ofrecerán más conciertos de este tipo cuando el trabajo se conozca a nivel nacional. «Es flamenco, pero también historia. Solo esperamos que, a partir de este concierto, se conozcan más ambos mundos», completa.

Flamenco de color castizo y artes militares

«Flamenco Rojo y Gualda» fue un proyecto alumbrado en el año 2013 bajo la supervisión de Antonio Lillo quien, en base a sus conocimientos y a un gran trabajo de documentación de las diferentes tonadillas dio a luz a un disco que ha sabido unir, de la mano de Méndez y Valencia, el flamenco y las canciones típicas militares españolas.

«Hace diez años me di cuenta de que la música militar española se había tratado muy poco a nivel global. Y, sabiendo que el binomio España y flamenco está en cualquier lugar del mundo, nos decidimos a juntar estos dos mundos. Posteriormente presenté el proyecto a mis superiores del Instituto de Historia y Cultura Militar y la idea salió adelante», detrmina Lillo. Desde entonces, el disco ha tenido una buena aceptación y ha recibido el beneplácito de multitud de personalidades del mundo del flamenco. «Es un disco tratado con mucho cariño», añade.

ABC

Con todo, si por algo se destaca «Flamenco Rojo y Gualda» es porque ha logrado recopilar una serie de canciones que pasaron, en la mayoría de los casos, de ser cantadas por el pueblo, a ser modificadas para la vida castrense. «Un chaval de 20 años llevaba incorporada a su destino todo lo que había aprendido en el pueblo, incluídas las canciones. Por eso son de raiz popular. Aunque a veces las creaban en el mismo frente o en el campamento de instrucción», completa.

En las 14 pistas de este disco se incluyen canciones de la Guerra de la Indepencia, de la presencia española en Cuba y Filipinas o de la Guerra de África. Cada una, por cierto, con una historia detrás. «Hay una en la que una chica cuenta que empezó haciendose novia de un soldado de reemplazo. Como luego su amante se fue, empezó a salir con otros. Pero este se marchó también. Al final, la canción cuenta sus amoríos y muestra como sus ligues van ascendiendo en escala», determina Lillo.

Toda la actualidad en portada

comentarios