Operación Tarantela

Bárcenas, a un capo de la Camorra: «Mafia y política son lo mismo»

Ciro Rovai, detenido en la operación policial del martes aseguró a un amigo tener contactos con el extesorero del PP

PABLO MUÑOZ / CRUZ MORCILLO - Actualizado: Guardado en: España

El 25 de marzo de 2013 los investigadores que llevaban casi tres años detrás de varios clanes camorristas asentados en España, se llevaron una enorme sorpresa: sobre las ocho menos veinte de la tarde, Ciro Rovai llamó por teléfono a un hombre próximo a él, llamado Francesco, y le dio cuenta de una interesante conversación que había mantenido ese mismo día con un personaje ya por entonces muy popular. «El tesorero del PP, el del escándalo», le explicó a su interlocutor. Los responsables del caso lo tuvieron claro desde el principio; se trataba de Luis Bárcenas. Ciro Rovai es uno de los cabecillas de las redes camorristas que hacían de nexo con los clanes asentados en Italia y junto a otros 31 individuos fue detenido en la «operación Tarantela».

Las intervenciones telefónicas de las investigaciones de crimen organizado siempre deparan jugosas novedades, pero pocas veces se ha llegado a este nivel. Máxime cuando el escándalo político protagonizado por el extesorero de los populares estaba en todo su apogeo y el implicado sostenía a capa y espada su conducta intachable. En la conversación, Rovai, jefe del clan del mismo nombre, explica a Francesco: «Hoy he hablado con el tesorero del PP, el del escándalo; quiere ser mi socio con lo del Limocelli», un negocio que tenían entre manos y del que no aporta más detalles.

Más adelante el jefe camorrista explica: «He preguntado al del PP si tiene amistades en lo de Eurovegas y me ha dicho que sí». Añade que ha comentado a Bárcenas -nunca le llama por su nombre y siempre se refiere a él como «el del PP»- que «tenemos que abrir un restaurante en Eurovegas» y explica además: «Le he dicho que tenemos que hablar de negocios después de las fiestas».

Se da la circunstancia de que Ciro Rovai tiene varios negocios de hostelería y además le gustaba reunirse en el restaurante La Bella Napoli de Majadahonda con individuos relacionados con el tráfico de drogas, muy probablemente para tratar de negocios, según las investigaciones policiales. Precisamente fue detenido en este local el pasado martes.

Pero, en su conversación, este camorrista comenta una frase que le habría dicho Bárcenas: «Me ha dicho que mafia y política son lo mismo». Posteriormente comenta otros asuntos de menor interés, aunque igualmente significativos: «He ido al juzgado para recoger 600 euros, los intereses de un juicio de 6.000 que gané». Y añade: «100 de esos 600 euros serán para fumar cocaína».

La conversación de Bárcenas y Ciro Rovai se habría producido, según éste, pocos meses antes de que el primero ingresara en prisión, lo que sucedió el 24 de mayo de ese año.

Ciro Rovai ya había sido detenido en diciembre de 2010 por la Comisaría General de Policía Judicial acusado de los delitos de falsificación de moneda, asociación ilícita y estafa. Su clan dispone de un complejo entramado societario supuestamente dedicado a blanquear dinero procedente del tráfico de drogas.

Toda la actualidad en portada

comentarios