Toros

Padilla sufre dos cornadas en la reaparición de Escribano en Fallas

El torero jerezano aguanta con las heridas y corta una oreja, el mismo premio que obtuvo Curro Díaz

Dramático momento, con Padilla a merced del toro
Dramático momento, con Padilla a merced del toro - SCP
ANDRÉS AMORÓS ValenciaGuardado en: Toros

El acontecimiento taurino de la vuelta de José Luis Vázquez, en Illescas, y las grandes faenas de Morante y Manzanares, han tapado el comienzo de la Feria de Fallas, la primera de primera categoría de la temporada, y disminuido el eco del triunfo de Álvaro Lorenzo, el joven diestro toledano, forjado en el yunque de los Lozano. En el segundo festejo fallero, se produce otro acontecimiento: la reaparición de Manuel Escribano, meses después del gravísimo percance que sufrió en Alicante.

La corrida de Fuente Ymbro, seria, bien presentada, muy pareja, con sólo 14 kilos de diferencia de un toro a otro: reses astifinas, manejables, en general, pero que van a menos, limitando la emoción de las faenas. La cornada de Padilla, el buen arte de Curro Díaz y la alegría por la recuperación de Manuel Escribano suben la temperatura de una tarde que comenzó tibia y concluyó emocionante.

Juan José Padilla, el héroe popular, alcanzó la temporada pasada el sueño de abrir la Puerta del Príncipe, con esta misma ganadería. Al burraco primero, que se mueve mucho, lo recibe con una larga en tablas, se luce con los palos pero el toro queda corto, protesta. Faena voluntariosa, con más oficio que lucimiento, rematada con una buena estocada: vuelta al ruedo. En el cuarto, enlaza dos largas cambiadas de rodillas con vistosos faroles. (En las banderillas compartidas, Escribano se libra por pelos de un percance, al entrar en el burladero). Brinda a Arévalo, hijo de un gran torero cómico, liga muletazos de rodillas y de pie. Inopinadamente, el toro le hiere en el muslo derecho y la axila, además de perder el parche del ojo y sufrir dos tremendos derrotes, en la espalda. Con un torniquete, mata a la tercera. Todavía tranquiliza al público y saluda, con la oreja en la mano, antes de pasar a la enfermería. Un ejemplo de vergüenza torera.

En su madurez, Curro Díaz está recibiendo un mayor reconocimiento de crítica y público. El segundo humilla poco, espera en banderillas. Brinda Curro a sus compañeros, muletea con gusto, pone él la clase que le falta al toro. No mata bien. En el quinto, el comienzo defaena es precioso, liga muletazos muy lentos, mientras el toro aguanta, que es poco. Media estocada: oreja.

Manuel Escribano ha sabido remontar el olvido y las cornadas de Sotillo de la Adrada y Alicante; esta última, en su mejor momento, después de haber cuajado, en Sevilla, al gran «Cobradiezmos», de Victorino Martín. Aparece en el ruedo con una sonrisa y se le acoge con una ovación. Recibe al tercero con larga de rodillas y verónicas de manos bajas, ganándole terreno. Comparte banderillas con Padilla en un tercio vibrante, cerrado al quiebro. Brinda al doctor Reyes y sus compañeros, «que me salvaron la vida». En los medios, enlaza muletazos mandones pero transmite poco el bondadoso toro, al que mata a la segunda. Recibe al último a portagayola, como solía, y parece que le cuesta levantarse. Aguanta mucho en el segundo par de banderillas. Con un toro exigente, incierto, liga pases cambiados, se muestra firme, hasta que la res se raja. Esta vez mata con seguridad: petición no atendida por la presidencia.

Curro Díaz
Curro Díaz- Efe

El percance de Juan José Padilla, que ha podido ser mucho más serio, ha añadido dramatismo a la tarde. Curro Díaz confirma, una vez más, el atractivo de su estilo, tan personal. Y nos alegra ver al bravo Manuel Escribano en el camino de la total recuperación.

Postdata. En Valencia, tierra de grandes toreros de plata, acierta Simón Casas al dedicar esta Feria a Manolo Montoliú, «pura plata de ley», en el 15 aniversario de su muerte. Aquella noche, en un ambiente de enorme emoción, velamos su cuerpo en la Plaza de los toros sevillana hasta que, de madrugada, llegó su padre, Manuel, el viejo picador, y dijo, sin una queja: «El toreo es así. Nadie tiene la culpa». Una inolvidable lección de dignidad torera.

ABC.ES / A. AMORÓS ValenciaGuardado en: Toros  Actualizar

Sexto toro

Manuel Escribano se marcha a la puerta de chiqueros a recibir al sexto, Flamante, negro mulato, toro incierto que se raja. El sevillano tiene uan digna actuación. Buena estocada. Petición y saludos.

Enfermería

Llegan noticias de la enfermería. Además de la cornada en el muslo, parece que Padilla lleva una herida en la axila y un puntazo.

Quinto toro

Sale el quinto, Levítico. Curro Díaz brilla en el comienzo de faena, con mucha clase, pero el toro dura poco. Media estocada. Oreja.

Padilla, con un torniquete en el muslo por la cornada, agradece la oreja
Padilla, con un torniquete en el muslo por la cornada, agradece la oreja- SCP

Cuarto toro

Sale el cuarto, Hortensia, negro mulato. Turno de Padilla, que banderillea con Escribano. El Ciclón brinda a Arévalo, en una barrera. Cuando torea con la derecha, el toro lo prende y le pega una cornada. Le lanza más derrotes en momentos horrorosos. Angustia en los tendidos. Horribles momentos. Padilla tira de pundonor, le hacen un torniquete en el muslo derecho, y vuelve a la cara del toro. Mata de dos pinchazos y estocada. Oreja como premio a su entrega, manteniéndose herido en el ruedo. «Estoy un poco dolorido. Hay que dar la cara, este es el tributo que pagamos los toreros, es poca cosa», dice a los micrófonos del Canal Toros, restando importancia al percance para tranquilizar a los suyos.

Tercer toro

Ya está en el ruedo Hostelero, el toro de la reaparición de Escribano, al que recibe con una larga de rodillas. Comparte el tercio de banderillas con Padilla. El sevillano brinda a los médicos que le salvaron la vida. Hay muletazos templados pero que transmite poco. Pinchazo, estocada y descabello. Aviso. Saludos.

Segundo toro

Sale el segundo, Sabueso, negro listón, de 527 kilos. Curro Díaz brinda a sus compañeros y traza algunos muletazos de buen gusto con un toro que se deja pero que embiste sin clase. Dos pinchazos y estocada baja. Saludos.

Primer toro

Sale el primero, Hortelano, negro burraco, de 519 kilos. Juan José Padilla le da la bienvenida con una larga cambiada de rodillas. Se luce en banderillas y hace una faena voluntariosa a un toro que se mueve pero algo incierto. Buena estocada. Aviso. Petición y vuelta al ruedo.

Paseíllo

Con alrededor de dos tercios de entrada, hacen el paseíllo Juan José Padilla, de verde oliva y oro; Curro Díaz, de grana y oro; Manuel Escribano, de azul y oro.

Entrevista

Manuel Escribano ha declarado que es un día muy importante y que, tras el sufrimiento y la superación, llegar hoy «la hora de la verdad». [Pulse aquí para leer la entrevista]

Sorteo

Esta mañana fueron sortearon los seis toros de Ricardo Gallardo. Abrirá plaza Hortelano y la cerrará Flamante. Escribano regresa con Hostelero. Los sobreros son también del hierro de Fuente Ymbro.

Cartel

¡Buenas tardes! Bienvenidos a la segunda corrida de la Feria de Fallas. Es un día especial: un torero vuelve a los ruedos tras recuperarse de una durísima cornada que lo ha mantenido en el dique seco casi nueve meses. Su nombre: Manuel Escribano. Comparte cartel con Juan José Padilla y Curro Díaz para dar cuenta de un encierro de Fuente Ymbro

Toda la actualidad en portada

comentarios