Internacional

Internacional

Sandra Fluke, la estudiante que puso en jaque a uno de los periodistas más influyentes de EE.UU.

Varios líderes republicanos y el propio Obama censuraron la actitud de Limbaugh, que llamó «prostituta» a la estudiante

Día 06/03/2012 - 12.12h

Compartir

Tiene 30 años, estudia Derecho en en la Universidad de Georgetown y ha puesto en jaque a uno de los periodistas más influyentes entre los votantes conservadores de Estados Unidos.

Sandra Fluke, expresidenta del grupo estudiantil de justicia reproductiva, puso de acuerdo a republicanos y demócratas: todos censuraron la actitud de Rush Limbaugh. El locutor de radio, con una audiencia estimada en 13 millones de personas terminó pidiendo disculpas a Fluke, después de calificarla la semana pasada como una «prostituta».

«No elegí bien mis palabras y, tratando de ser gracioso, he creado una polémica, así que le pido disculpas a la señorita Fluke por los insultos», rectificó Limbaugh en su página web después de la censura de los principales líderes republicanos, el presidente Obama y varios de sus anunciantes, que abandonaron el programa exigiendo una disculpa.

El terremoto se originó a partir de estas manifestaciones: «Quiere que le paguen para tener sexo. Lo practica tanto que no puede pagar los anticonceptivos. Quiere que usted y yo y los contribuyentes le paguen para tener sexo. Así que, señorita Fluke y el resto de las feminazis, este es trato: si vamos a pagar por sus anticonceptivos, y por tanto pagar para que tenga sexo, queremos que publique los vídeos en internet para que todos podamos ver».

Sandra Fluke había sido invitada anteriormente al Comité de Supervisión y Reforma Gubernamental de la Cámara de Representantes para mostrar su postura acerca de la cuestión de los anticonceptivos, un asunto que enfrentó a Obama con la Iglesia Católica. Pero no le permitieron entrar al no estar «cualificada».

Sí pudo dar su opinión en una conferencia paralela y en varias entrevistas, en las que mostró su apoyo al programa de Obama, que proponía que las instituciones con afilicación religiosa como universidades hospitales debian cubrir los costes de los anticonceptivos médicos. Eso bastó para que Rush Limbaugh se refiriera a ella como una «prostituta».

Y el locutor, que en una ocasión dijo que el feminismo es un mecanismo de integración social «de las mujeres feas», vio cómo los propios dirigentes del Partido Republicano lo criticaron, temiendo que la polémica se volviera en contra de ellos. El presidente de la Cámara de Representantes de EE.UU., John Boehner, dijo que los comentarios eran «inapropiados».

El candidato Rick Santorum afirmó: «Ha sido absurdo, pero un locutor puede serlo. Trabaja en un negocio distinto del mío». Mitt Romney, el mejor colocado en las primarias, solo dijo que él no hubiera utilizado esas palabras. Y Ron Paul, directamente, no se cree las disculpas: «Lo hace porque algunos anunciantes le han dado la espalda».

El presidente Obama inclusó llamó a Fluke y le agradeció que ejerciera «sus derechos como ciudadana para hablar sobre un tema de políticas públicas» y manifestó que los ataques eran inoportunos.

«The Rush Limbaugh Show» se emite de forma ininterrumpida desde 1988 y llega a todo el país. La influencia de Limbaugh en el Partido Republicano es tal que en 1993 dijeron de él que era el «líder de la oposición», durante el Gobierno de Clinton.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Tierra quemada

Los líderes madrileños miran al tendido como si Caja Madrid no fuera con ellos

Lo último...

ABC Viajar

Viajes

Los mejores parques urbanos para salir a correr en España

GUÍA REPSOL. Vivir en una gran ciudad no es excusa para no hacer deporte al aire libre

Más información en VIAJAR

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.