Economía

Economía

La «flexiseguridad» danesa, ¿solución al desempleo crónico español?

Muchos ven en ese sistema un posible remedio para el problema del paro en España. Las empresas dan tres meses para buscar un nuevo empleo al trabajador que va a ser despedido, que no recibe indemnización alguna

Día 13/01/2012 - 08.51h

Compartir

«Hace 20 años teníamos sistemáticamente un desempleo superior a la media de la OCDE, pero ahora dos tercios de los parados encuentran trabajo antes de tres meses». Con la contundencia que le dan las cifras habla el economista Tornen Andersen, exponiendo, en un encuentro con periodistas con motivo de la inauguración efectiva de la presidencia danesa de la UE, las ventajas del «sistema de flexiseguridad» que aplica ese país. «Para nosotros ha funcionado muy bien», explica Andersen, que indica que la tasa de paro de Dinamarca está ahora sistemáticamente por detrás de la media de la OCDE (8,2% de media, por el 7,5% danés).

Muchos hablan de ese modelo danés, que combina flexibilidad y seguridad, como un sistema que puede ayudar a reducir el desempleo crónico en países como España. La fórmula es bastante sencilla: que sea fácil contratar y despedir, lo que facilita la movilidad y la capacidad de adaptación para los empresarios.

Con solo tres meses de preaviso para el despido -los empleados tienen ese plazo para buscar un nuevo trabajo y no reciben indemnización alguna-, la sensación es vertiginosa para los hábitos españoles, pero en Dinamarca todos los sectores, incluidos los sindicatos, están fervientemente de acuerdo en que sirve para crear un máximo de empleos. «No hay ningún caso de un país en el que se haya reducido el paro de forma rápida y significativa si no es a través de la flexibilidad en el mercado de trabajo», asegura Per Callesen, del Banco Nacional Danés.

«Las empresas no tienen miedo»

«En Dinamarca es muy fácil contratar y muy fácil despedir. Eso permite a las empresas adaptarse a las necesidades de producción», indica Karsten Dybuard, presidente de la patronal. Naturalmente, eso se complementa con un sistema educativo muy orientado a la industria y al mercado de trabajo, y una competencia muy desarrollada en las agencias de empleo. «Los sectores de nuevas tecnologías hablan constantemente con el gobierno para promover la educación en los campos donde más urge», añade Dybuard.

Según la ley danesa, el despido está justificado siempre que se concedan tres meses de preaviso para los trabajadores de la industria y 40 días en el caso del sector de la construcción. Los salarios se negocian en más del 80% de los casos entre el trabajador y la empresa. Solo el resto en base a convenios.

«El sistema es bueno, funciona, porque las empresas no tienen miedo de contratar a nuevos empleados. En Dinamarca hay 2,2 millones de trabajadores y cada año hay más de 700.000 cambios de trabajo [algunas personas cambian dos o tres veces], concluye Thorkild Jensen, presidente del sindicato CO Industri.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Empresa
M. N. Las agencias revisan a la baja las perspectivas de las compañías
Economía
Calcula cómo te afectará la reforma
    Lo último...

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.