Ciencia

Ciencia

Cómo perdió el hombre el «hueso» del pene

La falta de 500 secuencias genéticas hace que el ser humano tenga el cerebro y los genitales distintos a los de los primates

Día 10/03/2011 - 12.04h

La respuesta a la pregunta de qué nos hace humanos quizás resida más en lo que nos falta que en lo que sí tenemos. Compartimos el 96% de nuestro mapa genético con los chimpancés, nuestros parientes vivos más cercanos, pero, sin embargo, somos claramente distintos, unas diferencias que van desde el tamaño del cerebro... a los genitales. Una nueva investigación realizada por científicos norteamericanos apunta que la pérdida de ciertos fragmentos de ADN durante la evolución puede ser la razón de que, por ejemplo, los hombres carezcan de «huesecillo» en el pene, las espinas de queratina que caracterizan a muchos otros mamíferos, desde los macacos a los ratones, pero que en nuestra especie se queda en una mera fantasía sexual y en una de las obsesiones eróticas del escritor Arthur Miller. De igual forma, ese silencio genético podría explicar que determinadas regiones del cerebro humano sean mucho más grandes que las de los primates o que no dispongamos de bigotes sensoriales, como los gatos, para descubrir el mundo.

Para llegar a estas conclusiones, que aparecen publicadas en la revista «Nature», investigadores del Instituto Médico Howard Hughes y de la Universidad de Stanford en California escanearon a conciencia el genoma humano y lo compararon con los de varias especies. El equipo encontró 510 secuencias genéticas que están presentes en los chimpancés y en otros animales, pero que, «sorprendentemente, faltan en nuestro ADN», explica David Kingsley, uno de los autores del estudio. Un análisis computacional ayudó a los científicos a identificar las funciones de estos genes, casi todos reguladores, es decir, que influyen en sus genes vecinos, y observaron que están relacionadas con la señalización del receptor de hormonas esteroides como la testosterona y con el desarrollo neuronal en el cerebro. Curiosamente, «la mayoría de esta regiones también han desaparecido del genoma del Neandertal, lo que indica que la supresión tuvo lugar hace más de 500.000 años», apunta el investigador.

Sexo durante más tiempo

Una de las secuencias desaparecidas está normalmente unida a la expresión del receptor de andrógenos en los bigotes sensoriales y en los genitales. El andrógeno es una hormona sexual responsable del crecimiento de estos bigotes o vibrisas, y de la formación del hueso en los penes de muchos mamíferos. La pérdida de estas estructuras disminuye la sensibilidad táctil de los seres humanos -carecemos de pelillos para detectar las corrientes de aire o percibir las distancias de los obstáculos en la oscuridad-, y elimina la espina en el pene, pero, a cambio, aumenta la duración de las relaciones sexuales en comparación con los animales y, es de suponer, también permite que éstas sean más agradables.

Otra secuencia silenciada podría contribuir a una expansión de la producción neural en humanos y, por añadidura, a un cerebro más grande. Los resultados pueden haber pavimentado el camino a la pareja monógama y la formación de una estructura social compleja, necesaria para criar a los relativamente indefensos niños humanos.

Los científicos creen que todavía quedan muchas otras supresiones específicas de los humanos por investigar y que, además de la cuestión evolutiva, sus hallazgos pueden ayudar a descubrir importantes diferencias fisiológicas que expliquen por qué los humanos son vulnerables a enfermedades como la artritis, el cáncer, la malaria, el sida, el parkinson o el alzheimer.

  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Cazar a chorrazos, devorar pájaros o realizar cálculos matemáticos son algunos de sus increíbles comportamientos
José Manuel NIevesEl norte magnético no está fijo en el mismo lugar. Científicos han confirmado su «viaje» desde Canadá a Siberia
    Retos que ponen a prueba nuestra capacidad para el pensamiento lateral
    Lo último...
    Últimos vídeos

    El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

    Prueba los nuevos juegos web

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.