Valoración:
La historia secreta de la versión española de «El Principito»
Actualizado Miércoles , 24-03-10 a las 14 : 47
Como somos pacíficos y no queremos entrar en la que ya se conoce como la I Ciberguerra global entre dos gigantes como China y Google, vamos a relajar el ambiente con una de esas peculiares historias que diariamente encontramos en la blogosfera. En esta ocasión nos adentramos en el mundo literario con una de las obras más populares de la historia, cuya edición original escondía un curioso "error" aritmético que no fue bien interpretado en la traducción española.
Hablamos de "El Principito", escrita por el francés Antoine de Saint-Exupéry en 1943 mientras se hospedaba en un hotel de Nueva York. En un momento de la historia en su versión original, un hombre de negocios se encuentra atareado realizando unas sumas de números:
- Bonjour, lui dit celui-ci. Votre cigarette est éteinte.
- Trois et deux font cinq. Cinq et sept douze. Douze et trois quinze. Bonjour. Quinze et sept vingt-deux. Vingt-deux et six vingt-huit. Pas le temps de la rallumer. Vingt-six et cinq trente et un. Ouf! Ça fait donc cinq cent un millions six cent vingt-deux mille sept cent trente et un.
- Cinq cents millions de quoi ?”
Por tanto, la operación de suma que hace el hombre de negocios en el libro original en francés son: 3+2 = 5, 5+7 = 12, 12+3 = 15, 15+7 = 22, 22+6 = 28, 26+5 = 31. Sin embargo, al desarrollar la versión española, el traductor interpretó que el hombre de negocios cometió un error aritmético y lo corrigió, publicando la última suma como 28+3 = 31.
- ¡Buenos días! -le dijo éste-. Su cigarro se ha apagado.
- Tres y dos cinco. Cinco y siete doce. Doce y tres quince. ¡Buenos días!
Quince y siete veintidós. Veintidós y seis veintiocho. No tengo tiempo de encenderlo.
Veintiocho y tres treinta y uno. ¡Uf! Esto suma quinientos un millones seiscientos
veintidós mil setecientos treinta y uno.
- ¿Quinientos millones de qué?
A pesar de que hay muchas consideraciones sobre este tema, nuestra opinión es que, teniendo en cuenta el contexto que rodea el fragmento, podemos decir que el "error", entre comillas, cometido por el hombre de negocios forma parte de la historia que Saint-Exupéry quería contar, con un personaje atareado al que una distracción le hizo cometer esta equivocación: ("-Desde hace cincuenta y cuatro años que habito este planeta, sólo me han molestado tres veces"). Por tanto el autor era plenamente consciente de este detalle y quería comunicarlo así, pero nos tememos que los lectores de la versión española del libro no pudieron saborearlo. Así es como termina esta historia del traductor que se equivocó al intentar enmendar lo que consideró un error.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Comentarios: