El prestigioso arqueólogo José Manuel Galán detalla hoy en el Aula de Cultura de ABC las claves de su insólito hallazgo en Luxor
«La tumba de Djehuty revela nuevos datos sobre la construcción del Imperio Egipcio»
La Fundación Vocento, a través del Aula de Cultura de ABC, invita a sus lectores, hoy martes, a embarcarse en un fascinante viaje al Egipto de los faraones de la mano del egiptólogo José Manuel Galán, director del «Proyecto Djehuty». A principios de este año, un equipo de científicos del CSIC descubrió en Luxor -en el área que corresponde a la antigua necrópolis de Tebas- una cámara sepulcral con pinturas decorativas de 3.500 años de antigüedad, que los investigadores no han tardado en denominar como «la Capilla Sixtina del Antiguo Egipto». La tumba, excavada en la roca de una montaña, pertenecía a Djehuty, un alto funcionario de la reina faraona Hatshepsut, que ordenó decorar el techo y paredes de su capilla mortuoria con dibujos y jeroglíficos de pasajes del Libro de los Muertos.
«Lo insólito del hallazgo es que se trata de la primera cámara de la época que está decorada», explica Galán, quien desde hace ocho años trabaja con su equipo en este proyecto, financiado por la Fundación Caja Madrid. En opinión del investigador madrileño, el hecho de que Djehuty ordenara pintar su cámara lo sitúa entre los personajes más influyentes del reinado de Hatshepsut. «Gracias a los textos -apunta José Manuel Galán- sabemos que fue el supervisor del tesoro de la Reina, una especie de ministro de Hacienda encargado de registrar lo que llegaba procedente de países vecinos, como oro, incienso o mirra».
El laberinto del tesoro
El descubrimiento de la cámara mortuoria fue, en palabras del investigador del CSIC, un tanto «laberíntico», pues ésta se hallaba a 12 metros de profundidad, escondida detrás de una maraña de salas y pozos cubiertos de tierra y piedras. Pero la insistente búsqueda mereció la pena. «Su cámara es como un libro de Historia abierto; ahora conocemos todo sobre su vida, sus creencias o sus ritos religiosos. También están inscritos en ella detalles de la vida cotidiana de la época. Gracias a esos dibujos -añade- hoy sabemos algo más sobre la política interior de la Reina Hat-shepsut y la construcción del Imperio». Y aunque el grupo de arqueólogos no halló el sarcófago de Djehuty -«su tumba fue reutilizada», afirma José Manuel Galán-, sí encontraron varios objetos del ajuar y siete pendientes de oro que «pertenecieron a alguna familiar».
De éstas y otras conclusiones relacionadas con las excavaciones hablará José Manuel Galán en una conferencia en el Aula de Cultura de ABC (20.00 horas, en el Centro Cultural del Círculo de Lectores, calle O ´ Donell, 10).

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...