La «carpa» resultó ser un blanco fácil para los cazas alemanes
La «carpa» resultó ser un blanco fácil para los cazas alemanes - ABC
El armamento de la guerra

PZL. 23 «Karás»: el «Stuka» polaco

Fue el principal bombardero de las fuerzas aéreas de Polonia, pero resultaba lento, poco maniobrable y tenía un blindaje débil

Actualizado:

Diseñado para la «Panstwowe Zaklady Lotnicze» (Establecimientos Nacionales de Aviación) por Stanisław Prauss en 1931, el PZL.23 «Karaś» (carpa) reemplazó a los «Breguet 19» y «Potez 25» de la Fuerza Aérea polaca. Fue el principal bombardero durante la invasión alemana de 1939. Era totalmente metálico y su convencional diseño obedecía a la tendencia imperante en los años treinta: bombardero ligero, ala baja, robusto tren de aterrizaje fijo carenado, y bombas bajo las alas.

La tripulación estaba compuesta por tres hombres: piloto, bombardero y ametrallador posterior. Al inicio de la campaña de 1939, evidencio rápidamente que ya estaba obsoleto: era lento, estaba desprovisto de blindaje y resultaba muy poco maniobrable, con lo que se convirtió en la la presa perfecta para los ágiles « Messerschmitt Bf 109».

A pesar de estos serios inconvenientes, el 2 de septiembre de 1939, un PZL.23B del 21er Escuadrón tuvo el honor de llevar a cabo el primer bombardeo sobre territorio alemán de la guerra. Aun así, ningún PZL.23 sobrevivió en Polonia después de la contienda.

Longitud: 9,68 m / Envergadura: 13,95 m / Superficie alar: 26,8 m2 / Peso máximo: 3.526 kg / Velocidad máxima operativa: 319 km/h / Planta motriz: 1 x radial PZL Bristol Pegasus VIII de 9 cilindros y 670 Cv / Armamento: Una ametralladora Wz 33, de 7,92 mm. Dos ametralladoras Vickers de 7,7 mm. Bombas: hasta 700 kg (6x100 kg y 2x50 Kg) / Tripulación: 3 tripulantes