Decenas de personas han quedado atrapadas
Decenas de personas han quedado atrapadas - rtve

Sanfermines 2013: Dados de alta 16 de los 23 heridos en el angustioso encierro

Un gran montón de corredores ha causado que muchos mozos fueran aprisionados con los toros detrás de ellos

Actualizado:

Dieciséis de las 23 personas que han sido trasladadas al Complejo Hospitalario de Navarra tras el séptimo encierro de los Sanfermines ya han recibido el alta, según los partes médicos publicados por el Gobierno de Navarra. [ Así hemos contado el tapón formado en el séptimo encierro, de este sábado 13 de julio, en ABC.es y en directo]

Continúan ingresados siete mozos, cinco de ellos por diversos traumatismos y dos de ellos con herida por asta de toro. El herido más grave es el joven de 19 años procedente de Vitoria, J.J.M.R., que se encuentra en estado muy grave, tras quedar atrapado en el montón de la Plaza de Toros, donde se han vivido momentos de angustia.

El joven se encuentra ingresado en la UCI, con sedación, y precisa de soporte ventilatorio mecánico, tras sufrir un traumatismo torácico con síndrome de asfixia. Otra de las personas que han resultado heridas en el montón es un joven irlandés de 28 años, que ha sufrido también un síndrome de asfixia. Está ingresado con pronóstico reservado y su situación es estable.

Asimismo, continúan ingresados otros tres corredores que han sufrido diversos traumatismos, pero cuyo pronóstico es menos grave. Se trata de A.L.C., de 43 años y natural de Toledo; A.Q.S., de 24 años y natural de Barcelona; y A.O.O., de 27 años y procedente de Vizcaya. Finalmente, continúan ingresados los dos corredores que han sufrido heridas por asta de toro.

Es el caso de A.B.C., joven de 18 años procedente de Azpeitia (Guipúzcoa), que ha sido empitonado en la zona axilar izquierda en el tramo del callejón. Su pronóstico es grave. El segundo corredor corneado es I.L., de 35 años y natural de Cleveland (Estados Unidos). Ha sufrido una perforación rectal anterior baja con neumoperitoneo y colección pararrenal izquierda, según el parte médico. Su estado es grave.[ Relación de los heridos]

Momentos de dramatismo y angustia en el séptimo encierro de los sanfermines 2013. [ El séptimo encierro, contado al minuto]. El encierro, corrido en 4 minutos y 15 segundos, transcurría con gran rapidez y sin demasiadas incidencias hasta el momento en el que los toros han llegado a la plaza, donde un gran montón de corredores que se había originado poco antes les ha impedido el acceso y ha causado que muchos mozos fueran aprisionados y algunos quedaran inconscientes. [ Galería de la angustiosa llegada a la plaza de toros]

La carrera ha comenzado puntual a las 8,00 horas, cuando los bureles, con fama de hacer encierros rápidos y limpios, han salido encabezados por los mansos y pronto han cogido ligeramente la parte derecha de la Cuesta de Santo Domingo, que han acometido a gran velocidad.

A mitad de la cuesta uno de los morlacos ha resbalado aunque sin llegar a caer, de forma que no ha perdido a la manada que ya para entonces encabezaba uno de sus hermanos, al que poco a poco le han seguido otros dos también ligeramente sueltos.

En esa disposición han atravesado la plaza del Ayuntamiento y la calle de Mercaderes, cuya curva han tomado de forma limpia y, aunque arrimados al vallado, sin chocar contra sus tablas.

Ya en Estafeta ha caído un mozo y uno de los Fuente Ymbro ha dado muestras de su nobleza al saltar limpiamente sobre él y seguir la estela de la manada que, bastante estirada, ha acometido la calle con un toro de color melocotón cerrando el grupo junto a los cabestros.

Con los mozos disfrutando cerca de los bureles uno de estos ha resbalado y sus hermanos han saltado por encima de él para seguir el recorrido, un momento en el que metros adelante, a la entrada del coso taurino, ha comenzado a formarse un tapón debido a la caída de numerosos corredores y a que una de las puertas de acceso al anillo ha quedado inexplicablemente cerrada.

La limitación en el acceso, en un momento en el que multitud de mozos entraba poco antes de los toros, ha creado momentos de angustia ante la inminencia de la llegada de los Fuente Ymbro, que finalmente han llegado junto a los cabestros y han topado con el muro humano. Mientras, en el callejón el toro color melocotón permanecía tumbado en el suelo tratando de levantarse.

En este caos en el que los dobladores y algunos corredores desde la arena trataban de rescatar a los mozos del montón y los toros empujando aunque sin embestir, se han vivido momentos de pánico entre los mozos que saltaban por encima del montón tratando de escapar de los astados.

Finalmente la situación se ha resuelto cuando se ha abierto el callejón de la plaza para obligar a la manada a entrar al coso por otra de las puertas y conducirla sin mayores incidencias hasta los chiqueros.

Acabado el encierro se ha comenzado a disolver el montón y algunos mozos han sido trasladados en estado inconsciente hasta la enfermería de la plaza, donde las primeras apuntan a la asistencia de corredores con traumatismos.