Imagen de Oltra y Morera en la sede de Compromís
Imagen de Oltra y Morera en la sede de Compromís - ROBER SOLSONA
POLÍTICA

Mónica Oltra no se compromete a seguir en Compromís más allá de 2019

El Bloc mantiene el pulso y pide que el pacto con Podemos para las generales lo decida el consell general el día 31

Actualizado:

Las heridas entre Iniciativa y el Bloc se van abriendo cada vez de manera más descarnada en el seno de Compromís. El «no» rotundo de las huestes de Enric Morera durante la última ejecutiva de Compromís a una alianza electoral con Podemos –antinatura para los nacionalistas– acabó por amenazar la pervivencia de la coalición por primera vez desde su sólida gestación.

Los procesos electorales siempre agitan la vida interna de Compromís, como sucedió con la definición del reglamento de primarias antes de las elecciones autonómicas y locales, pero nunca el debate había alcanzado más allá de la representatividad de cada grupo. Ahora se toca la ideología.

Mónica Oltra «lleva implícito el gen de la disolución», afirmaba a este diario uno de los dirigentes del Bloc presente en la reunión de la ejecutiva, como demostraría su trayectoria política. La vicepresidenta del Consell, en el transcurso de las tensiones vividas durante la cita del pasado martes, llegó a dejar entrever que podría no continuar en Compromís más allá de esta legislatura que finaliza en 2019.

También Joan Ribó (aunque en tono más conciliador) aseguró no sentirse cómodo en el Compromís de tinte estrictamente nacionalista que emanaba de los dirigentes del Bloc. Dos figuras de relevancia para la coalición en la presente legislatura que reflejan el mal momento interno de la coalición.

En público, Oltra abogó ayer porque la ejecutiva de Compromís llegue a un acuerdo que pueda trasladar luego al consell general de Compromís, mientras que Morera y el Bloc en un comunicado prefirieron que no sea la ejecutiva, sino las bases de la coalición las que lo propongan.

Este divorcio podría provocar que Iniciativa acabara yendo en coalición con Podemos (su espacio político natural), algo que el secretario general de la formación de los círculos, Antonio Montiel, no descartó, aunque no quiere «interferir» en Compromís.