Los socios del PSOE en Valencia piden una república libre «federada con Cataluña»
Captura con un cuadro que resume los documentos políticos aprobados por Esquerra Unida - ABC
POLÍTICA

Los socios del PSOE en Valencia piden una república libre «federada con Cataluña»

Esquerra Unida aboga en sus documentos políticos por un «Estado plurinacional»

ALBERTO CAPARRÓS
Actualizado:

La deriva soberanista abierta por el Gobierno de Cataluña podría tener su continuidad en la Comunidad Valenciana en el caso de que fraguara el tripartito que pretenden configurar tras las próximas elecciones autonómicas el PSPV-PSOE, Esquerra Unida y Compromís para desbancar al Partido Popular del Ejecutivo después de dos décadas ininterrumpidas de gobierno.

De hecho, Esquerra Unida, uno de los socios prioritarios con los que cuenta el PSPV para gobernar la Comunidad Valenciana (en un modelo similar al de Andalucía), aboga en los documentos políticos aprobados en su última asamblea por iniciar la conversión hacia «un País Valenciano libre en un Estado federal y plurinacional» y dejan abierta la posibilidad de entablar «lazos federativos» con Cataluña, Baleares y Aragón.

Los socialistas valencianos cosecharon en las pasadas elecciones europeas su peor resultado en unos comicios desde 1977, por lo que cualquier posibilidad para alcanzar la Presidencia de la Generalitat en mayo de 2015 pasaría por una alianza a varias bandas en la que Esquerra Unida, como tercera fuerza política en la región el 25-M, desempeñaría un rol imprescindible para la formación de un mayoría de izquierdas.

En este sentido, de acuerdo con los documentos aprobados en el último cónclave celebrado por la coalición, Esquerra Unida se muestra partidaria de establecer «lazos federativos entre las Comunidades que así lo decidan, como el País Valenciano con los antiguos territorios de la Corona de Aragón: Cataluña, las Islas Baleares, Cataluña Norte y la franja de Aragón».

Sintonía con ERC

Esta propuesta coincide con la voluntad expresada por el líder de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), Oriol Junqueras, partidario de extender el proceso secesionistaa la Comunidad Valenciana (donde los independentistas apenas gozan del respaldo del 0,45 por ciento del electorado) y Baleares. Además, entronca con las injerencias del Gobierno catalán sobre las autonomías limítrofes, basadas en el anhelo de la configuración de unos «Países Catalanes» al margen de la unidad de España.

El PSPV, liderado por el diputado nacional y exalcalde de la localidad castellonense de Morella, Ximo Puig, no va tan lejos como sus eventuales socios de gobierno, pero su secretario general ha participado en manifestaciones en defensa de la unidad de la lengua catalana y se muestra partidario de abrir el debate sobre la reforma del modelo de Estado.

Alianza en Bruselas

En esta línea, los socialistas valencianos defenderán este fin de semana, en el marco de su Escuela de Verano, un «nuevo proyecto federal para España». Sus socios de Esquerra Unida, con los que ya gobiernan en algunas localidades de la Comunidad Valenciana, apuestan directamente en sus documentos políticos por «la reivindicación de la necesidad de un Proceso Constituyente que desemboque en la instauración de una III República debe dejar de ser únicamente un símbolo y un elemento de nuestra identidad para pasar a ser un objetivo estratégico muy presente en la actividad política».

En el mismo apartado referido a las señas de identidad, Esquerra Unida, con la que el PSPV aspira a formar gobierno junto a Compromís, plantea la «necesidad de un nuevo Estatuto que abandone el lastre franquista y oficialice el marco simbólico que identifica a todos los valencianos y valencianas sin exclusiones: la oficialidad de la señera de cuatro barras, la Muixeranga como Himno valenciano, la unidad de la lengua catalana y el uso oficial y habitual de la denominación País Valencià». Esquerra Unida también plantea «reforzar vínculos y tender puentes hacia otros sectores de la izquierda», entre las que cita la de «Cataluña y la de Euskadi».

La tercera pata sobre la que se asentaría un nuevo Ejecutivo autonómico en la Comunidad Valenciana pasa por Compromís, una coalición de origen nacionalista que ha otorgado su respaldo explícito al «derecho a decidir» sobre su independencia a los ciudadanos de Cataluña. Compromís en el pasado concurrió a las elecciones europeas con CiU y en la actualidad ha dado un giro a la izquierda.

En la misma línea, los eurodiputados de las fuerzas que pretenden armar un tripartito en las Cortes valencianas han sellado un pacto con sus homólogos del PSC, CiU y ERC para promover desde las instituciones comunitarias «la lengua y la cultura catalanas» en el ámbito geográfico de la Comunidad Valenciana.