Imagen del embalse de María Cristina en Castellón
Imagen del embalse de María Cristina en Castellón - efe
COMUNIDAD VALENCIANA

La peor sequía del último medio siglo, en imágenes

Las organizaciones agrarias ya cifran en más de 320 millones de euros las pérdidas por la ausencia de lluvias

Actualizado:

Almendras secas, cereales que no crecen, pantanos secos y cultivos que parecen auténticos desiertos. Los efectos de la peor sequía del último medio siglo resultan evidentes en la Comunidad Valenciana. La región acumula un déficit de precipitaciones por encima del 65 por ciento de lo que habría resultado normal durante el otoño y la primavera, de acuerdo con la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En el campo, agricultores y ganaderos miran el cielo clamando por la llegada de agua. La Unió de Llauradors y Ramaders ya cifra en 320 millones de euros las pérdidas por la ausencia de lluvias. La sequía ha afectado especialmente al cultivo de los cítricos, con 240 millones de euros en sobrecostes productivos durante esta campaña 2013-2014; seguido por el cultivo del almendro con más de 27 millones de euros de pérdidas, el olivar con más de 23 y el cereal con cerca de 17 millones.

En la ganadería extensiva, sólo en los sectores de ovino-caprino y vacuno ya son de 13 millones de euros (10,8 en el primero y 2,8 millones de euros en el segundo). A todas ellas hay que sumarle las pérdidas previsibles y no cuantificables de momento en la apicultura, en el cultivo de la viña o en la fruta de verano o muy posiblemente en la ganadería intensiva si no llueve.

Ante esta situación, el vicepresidente de la Generalitat, José Císcar, ha remitido una carta al Ministerio de Agricultura en la que traslada el interés del Consell «en crear una mesa de trabajo en la que estudiar, valorar y adoptar medidas urgentes que afronten el actual episodio de sequía que afecta al sector agropecuario valenciano».

Conforme avanzó ABC el pasado sábado, la Generalitat pretende articular un frente común con el resto de Administraciones con el objetivo de hacer frente a la que ya se considera la peor sequía del último medio siglo.

De acuerdo con la misiva remitida al subsecretario del Ministerio de Agricultura, «la situación del sector primario de la Comunidad Valenciana se ve comprometida por un déficit hídrico muy severo en el ultimo año climatológico. Los cultivos presentan un estrés hídrico destacable, existiendo algún caso, como el cereal en secano, donde las pérdidas serán casi totales. Asimismo, la situación de la ganadería extensiva, con poco pasto y falta de agua disponible, se va agravando semana tras semana».