La agente implicada en el crimen de Carrasco será trasladada a otra prisión
Raquel Gago espera nuevo destino - efe
asesinato en león

La agente implicada en el crimen de Carrasco será trasladada a otra prisión

La opción que se baraja como nuevo destino es la cárcel de mujeres de Ávila

Actualizado:

Raquel Gago, la agente de la Policía Local de León que está ingresada en la prisión de Mansilla de las Mulas acusada, junto con otras dos personas, por el asesinato de la presidenta de la Diputación de León y del PP leonés, Isabel Carrasco, continúa pendiente de ser trasladada en las próximas horas a otra prisión del territorio nacional. A primera hora de este lunes continuaba en el módulo de ingreso, donde permanece desde que se ordenó su ingreso en prisión, el viernes de la semana pasada.

El módulo de ingreso es un departamento en el que los nuevos internos permanecen unos días, en una situación casi de total aislamiento, hasta que se les destina a otros módulos. Allí reciben la visita del médico o el psicólogo antes de proceder a su traslado a otras instancias en las que existe mayor comodidad para los presos. Aunque en un principio se planteó la posibilidad de trasladar a Raquel Gago, la agente de la Policía Local, a otra prisión, el principal problema al que hay que hacer frente es la falta de módulos para mujeres.

Según fuentes oficiales consultadas por Ical, los miembros de los cuerpos y fuerzas de Seguridad del Estado son trasladados, de manera habitual, a las prisiones de Logroño y Sevilla, aunque en este caso estas cárceles carecen de módulos para mujeres. Todo ello está generando una situación que no se había dado hasta ahora, al menos en los últimos años, y es que una agente mujer tenga que ingresar en prisión por un delito cometido, algo que está dificultando su traslado.

Por eso, la opción que se estaría barajando para un posible nuevo destino sería la de la prisión de Ávila, donde hay una cárcel exclusiva de mujeres. La legalidad también apunta a la necesidad de aislar a estos miembros de las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado dentro de un protocolo especial que se aplica a estas personas para evitar, entre otras posibilidades, posibles agresiones por parte de otros internos.

Mientras tanto, las otras dos acusadas del asesinato de Isabel Carrasco, precisamente cuando se cumple una semana de este hecho, continúan ingresadas en diferentes módulos en la prisión de Mansilla de las Mulas. María Montserrat González, de 55 años, permanece en el modulo 10 de mujeres, mientras que su hija, Montserrat Triana Martínez, de 35 años, se encuentra en el modulo 7 mixto mixto.