Dictados «anti-Whatsapp»
Habrá dos pruebas semanales - abc
educación

Dictados «anti-Whatsapp»

La Consejería de Educación busca lograr la excelencia en la expresión oral y escrita del alumnado

félix iglesias
Actualizado:

Lograr la excelencia en la expresión oral y escrita del alumnado es el objetivo primordial de la resolución publicada ayer en el Boletín Oficial de Castilla y León, por la que la Consejería de Educación implanta en este curso recién iniciado los exámenes orales y la lectura expresiva.

Frente a la síntesis y encriptado de los SMS y Whatsapp, el departamento que dirige el consejero Juan José Mateos, pone en primer plano «la lengua oral y escrita como instrumento vehicular de aprendizaje en todas las áreas de la educación primera». Por lo tanto, en todas las ásignaturas habrá exámenes orales vinculados específicamente a las respectivas materias.

Las orientaciones pedagógicas de la resolución inciden en aspectos como el uso funcional de las normas gramaticales, realizar al menos dos veces por semana pruebas orales, prevenir los errores ortográficos, estimular el manejo adecuado y frecuente de diccionarios, ejercitar la caligrafía, fomentar la redacción y producción de textos escritos, promover la lectura expresiva como ejercicio de comunicación.

Criterios para los dictados

La nueva disposición docente se adaptará a las características propias de las áreas de conocimiento. Así en Matemáticas uno de los objetivos es «utilizar el conocimiento para comprender, valorar y producir informaciones y mensajes sobre hechos y situaciones de la vida cotidiana», por lo que deberá usarse con precisión los números, medidas y cálculos, frente a muletillas «mogollón», «cantidad» o «super» para describir situaciones, cantidades o emociones.

La resolución de Educación marca pautas para la realización de los dictados, como que deberán tener «relación con los contenidos del tema que se esté trabajando» y que «considerar errores ortográficos no sólo las faltas en la grafía de alguna palabra del dictado, sino también la unión o separación incorrecta de palabras, omisiones de palabras dictadas, escribir una palabra parecida a la dictada, añadir palabras no dictadas y no aplicar correctamente las reglas de acentuación.

Esta inicitiva pedagógica enfatiza que, en definitiva, se busca que «el alumnado se comunique adecuadamente en lengua oral y lengua escrita, comprenda lo que otros transmiten y asuma su propia expresión como forma de apertura hacia los demás», reza en la resolución publicada ayer.,