El viernes 12 de octubre de 1492 Cristóbal Colón pisó por vez primera tierras americanas
El viernes 12 de octubre de 1492 Cristóbal Colón pisó por vez primera tierras americanas
sociedad

12 de Octubre: del Día de la Raza a la Fiesta Nacional

Durante 40 años, el día de la Virgen del Pilar se celebró oficialmente como «Fiesta de la Raza». Se instituyó en 1918

Actualizado:

Durante 40 años, España hizo coincidir el día de la Virgen del Pilar con la «Fiesta de la Raza española». Se instituyó esta jornada festiva por una ley promulgada bajo el reinado de Alfonso XIII, siendo Antonio Maura presidente del Gobierno.

Por entonces, el sentido de la raza primó por encima del de hispanidad para conmemorar, cada 12 de octubre, la unión de mundos que llegó con el descubrimiento de América por Cristóbal Colón. El navegante arribó a tierras americanas el 12 de octubre de 1492. Viernes, para más señas.

Pero el concepto de hispanidad no cuajó en la denominación festiva oficial en España hasta bien avanzado el siglo XX. Sí es cierto que, de forma coloquial —y defendido activamente por intelectuales como Ramiro de Maeztu— se fue abriendo paso la denominación de día de la Hispanidad para referirse a la celebración del 12 de octubre.

En el resto de países iberoamericanos se instituyó también de forma generalizada el 12 de octubre como festivo. Eso sí, con el paso del tiempo se fue derivando en su denominación y en el significado oficial que cada país optó por darle.

En España, el «Día de la Raza» se celebró como tal, por última vez, el 12 de octubre de 1957. En 1958, el régimen franquista dictó un decreto por el que se cambiaba esa denominación por otra, la de «Fiesta de la Hispanidad».

Franco había optado durante años por mantener el sentido de la ley de 1918 que había instituido el «Día de la Raza», una celebración que él celebró por vez primera en calidad de jefe del Estado el 12 de octubre de 1939. Hacía solo unos meses que había acabado la Guerra Civil. Franco presidió los actos de aquel «Día de la Raza» en Zaragoza, donde radica la Basílica de la Virgen del Pilar.

Unos meses más tarde, el régimen franquista refrendó esa festividad del 12 de octubre tal y como se había instituido, en esencia, en 1918. La orden ministerial la firmó el entonces ministro de la Gobernación, Ramón Serrano Suñer, cuñado de Franco. En dicho decreto se incluye la «Fiesta de la Raza», cada 12 de octubre, entre las denominadas «fiestas nacionales absolutas, asimiladas a domingos, pero con recuperación de horas perdidas». La misma consideración se les otorgó, en ese decreto, al 19 de abril («Fiesta de la Unificación»), al 18 de julio («Fiesta del Trabajo Nacional»), y al 1 de octubre («Fiesta del Caudillo»).

Lo establecido en aquella orden ministerial permaneció vigente hasta 1958, cuando por decreto se cambia el nombre de «Fiesta de la Raza» por el de «Fiesta de la Hispanidad».

Y como tal se mantuvo hasta la Ley 18/1987, de 7 de octubre, que establece el 12 de octubre con nueva denominación: «Fiesta Nacional de España». Ni raza ni hispanidad aparecen citados, en contraste con el Real Decreto 3217/1981 que la Presidencia del Gobierno dictó el 27 de noviembre de aquel año y en el que sí se denominaba al 12 de octubre como «Fiesta Nacional de España y Día de la Hispanidad».

Sin embargo, la Ley 18/1987 elimina el carácter de fiesta de la Hispanidad y la restringe exclusivamente al ámbito de España. Dicha ley justifica que la fiesta nacional sea el 12 de octubre porque «simboliza la efemérides histórica en la que España, a punto de concluir un proceso de construcción del Estado a partir de nuestra pluralidad cultural y política, y la integración de los Reinos de España en una misma Monarquía, inicia un período de proyección lingüística y cultural más allá de los límites europeos».