Elecciones vascas 2012: La participación se sitúa en el 47,2% a media tarde

El dato es 1,6 puntos menor que el registrado en las elecciones autómicas de 2009

ep/abc.es
madrid Actualizado:

La participación en las elecciones vascas se ha situado a las cinco de la tarde de este domingo en el 47,2% de los electores, lo que supone 1,6 puntos menos que la cifra registrada a esa misma hora en los comicios autonómicos de 2009.

El viceconsejero de Interior, Raúl Fernández de Arroyabe, y la directora de Administración Electoral, Sonia Fernández, han facilitado esta tarde los datos de participación en las elecciones autonómicas vascas registrados hasta las cinco de la tarde.

Por territorios, Guipúzcoa —histórico caladero de votos para la izquierda abertzale— es el único en el que la participación ha subido con respecto a los anteriores comicios autonómicos —0,93 puntos— tras registrar una participación del 46,97 por ciento.

En cambio, Vizcaya es donde más ha caído la participación comparada con la de 2009 a la misma hora. Ha bajado 3 puntos y se ha quedado en el 47,94 por ciento.

En Álava, la participación ha alcanzado el 45,03 por ciento hasta las 17:00 horas, lo que supone 1,61 puntos menos que en las últimas elecciones autonómicas vascas.

El viceconsejero de Interior ha opinado que en la bajada de la participación ha podido influir el tiempo lluvioso que se está registrando a lo largo de toda la jornada en el País Vasco. No obstante, ha añadido que han podido repercutir «otros muchos factores» en esta evolución del voto, pero ha declinado analizar las posibles causas, a la espera de que se sepan los resultados definitivos.

Ha recordado que por la mañana, Guipúzcoa era el territorio en el que más había caído la participación en comparación con 2009 y ha destacado que, en cambio, por la tarde, supera el porcentaje de las últimas elecciones. Por otro lado, ha indicado que a primera hora de la tarde todos los votos emitidos por correo han sido entregados en sus respectivas mesas y colegios electorales «sin que haya existido ningún contratiempo».