Albert Rivera, en un reciente acto electoral en Mallorca
Albert Rivera, en un reciente acto electoral en Mallorca - Fabian Simon
Elecciones Generales

Rivera denuncia una campaña de Génova y Ferraz para «salvar al soldado Sánchez»

El presidente de Ciudadanos ve al líder del PSOE «roto y hundido» y centra sus críticas en un pacto del bipartidismo «para que todo siga igual»

TarragonaActualizado:

Albert Rivera ha recuperado en el arranque de campaña el tono de sus mejores noches. Más incisivo, más contundente. Hoy ha mitineado en Tarragona y Zaragoza.

Un Rivera muy agresivo entró directo al cuerpo a cuerpo con el PP y el PSOE. A la vez que se hace evidente conforme evoluciona la campaña que su estrategia pasa por dejar de lado a Podemos. Y así va a seguir. El líder de Ciudadanos denunció un pacto PP-PSOE para que nada cambie. «Hay un pacto del establishment para que todo siga igual».

El líder de Ciudadanos zarandeó como pocas veces se recuerda al líder del PSOE, en pleno crecimiento de su partido en su bolsa de votantes. Se refirió a él como un líder «roto y hundido», y alertó de una «nueva operación en Génova y Ferraz: salvar al soldado Sánchez». Y le ha mentado la bicha: «Susana Díaz está esperando que pase el soldado Sánchez».

Reto al presidente

Rivera justificó esa denuncia en que Rajoy necesita un PSOE más fuerte para alentar el miedo entre sus votantes porque «Ciudadanos no da miedo» a su electorado.

El líder de Ciudadanos se mostró convencido de que Sánchez prefiere que Rajoy gobierne antes que Ciudadanos y viceversa. «Rajoy necesita salvar al soldado Sánchez», aseguró. Además retó a Rajoy a un cara a cara «y que en vez de meter miedo haga propuestas».

Por la mañana, en Tarragona, en un día que amaneció desapacible y no favoreció la afluencia al Palacio de Congresos de la ciudad, que se quedó en tres cuartos de entrada, Rivera planteó estas elecciones como «un doble voto» para vencer al inmovilismo y frenar al separatismo. « El mejor antídoto separatista es ganar al 20-D», ha dicho. Y se preguntó «¿Qué cara se le quedaría a Artur Mas si abre las urnas y ganan las papeletas naranjas?».

Ignorar a Podemos

Solo se refirió a Pablo Iglesias para criticar su postura favorable a celebrar un referéndum en Cataluña. «Hacer un referéndum separatista no es la solución. Es alargar el problema», aseguró. Volvió a insistir en que «sólo gobernaremos si encabezamos un proyecto», y ha vuelto a criticar a Sánchez por los pactos de su partido con los nacionalistas y su ambición de apartar al PP del poder a toda costa porque «no todo vale».

Por la tarde, la caravana naranja sí desbordo el aforo de 1.400 personas que abarrotaron el Palacio de Congresos de Zaragoza, generando la sorpresa indisimulada de la propia líder regional, Susana Gaspar.

En la capital aragonesa, Rivera volvió a insistir en que el PP y el PSOE «fingen pelearse» pero en el fondo están de acuerdo en taparse sus vergüenzas.