Interior del Gran Teatre del Liceu
Interior del Gran Teatre del Liceu - flickr

El Ayuntamiento de Barcelona renuncia a su palco en el Liceu

El teatro barcelonés pide por carta a la alcaldesa que destine el palco a un «uso social»

Actualizado:

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha anunciado que el ayuntamiento dejará de disponer de un palco reservado en el Gran Teatre del Liceu, aunque continuará colaborando y subvencionando el teatro de la ópera de la ciudad.

Colau ha anunciado la decisión en la rueda de prensa de presentación del cartel y el pregonero de las fiestas de la Mercè y lo ha argumentado diciendo que un palco para uso exclusivo de los miembros del consistorio es «un privilegio no justificable» que cuesta al erario 108.000 euros anuales.

El Ayuntamiento de Barcelona tiene un derecho de servidumbre sobre el palco 17 del anfiteatro del Gran Teatre del Liceu, desde que este pasó a ser de titularidad pública, en la década de los 90, y paga abonos y entradas cada temporada.

Según fuentes del Liceo, la mayoría de estas entradas las utilizan trabajadores del Ayuntamiento y personalidades que visitan la ciudad, no concejales.

El Gran Teatre del Liceu ha pedido por carta a la alcaldesa que destine el palco a un «uso social» en el marco de un proyecto que desarrolla la entidad para que personas con discapacidad, en riesgo de exclusión y parados puedan acceder a él.