Reconocimiento facial, una nueva forma de pago

Actualizado:

¿Habéis oído eso de «con la cara paga»? Pues bien, nunca antes esta expresión se convirtió en algo tan literal… Actualmente, pagar con la cara ya es posible gracias a una startup finlandesa de nombre Uniqul, que ha creado un sistema de pago basado en la tecnología de reconocimiento facial, sin necesidad de llevar encima dinero en efectivo o tarjetas de crédito.

La teoría de este invento es tan sencilla que parece mentira que no se nos haya ocurrido antes. Los clientes que se inscriban en Uniqul tendrán que registrar una tarjeta de crédito o información de una cuenta PayPal. En las tiendas en las que esté disponible el escáner de reconocimiento facial patentado por los finlandeses, los usuarios tan solo tendrán que situarse junto a la terminal, mirar a la cámara y pulsar «Aceptar». Lo que hace esta tecnología es analizar imágenes del rostro que está captando, crear un código numérico basado en sus mediciones y luego comprobarlo en su base de datos de usuarios.

Se espera que en otoño ya estemos utilizando este escáner de inspección facial que nos permitirá pagar con la cara. El servicio estará disponible para los usuarios mediante una cuota de suscripción mensual, y las empresas, sobre todo las del sector de la hostelería a las que principalmente va dirigido, probablemente podrán disponer del servicio básico sin necesidad de pago.

Según señalan los propios fundadores de Uniqul en su página web, el objetivo de esta tecnología es acelerar el proceso de salida del cliente desde los treinta segundos aproximadamente a menos de cinco segundos, lo que supondrá todo un desahogo principalmente para las tiendas en las que suelen formarse colas interminables de gente esperando para abonar un producto o servicio.

Ya sabes… Se te han acabado las excusas para no pagar: a nadie le va a importar que te hayas dejado la cartera en casa, así que posa para la cámara e invítate a algo.