El Papa instó a «cada parroquia» de Europa a acoger a una familia de refugiados
El Papa instó a «cada parroquia» de Europa a acoger a una familia de refugiados - efe

Las diócesis españolas se movilizan para acoger refugiados tras la petición del Papa

Madrid, Barcelona, Valencia o Sevilla, entre los arzobispados que ya se han puesto en marcha para abordar la crisis humanitaria por la guerra de Siria

Actualizado:

Al finalizar el rezo del Ángelus, el Papa Francisco hizo ayer un llamamiento a las parroquias, comunidades religiosas, monasterios y santuarios de toda Europa para que acojan a los refugiados sirios en un «gesto concreto en preparación al Año Santo de la Misericordia».

Ante la petición del Santo Padre, los obispos españoles han ofrecido sus centros de acogida y comunidades y han pedido «más generosidad» al Gobierno y a los ciudadanos para acoger a los refugiados que están llegando a las fronteras europeas y que huyen de la guerra o el hambre.

Según indican, hace dos años ya pidieron al Gobierno desde la Conferencia Episcopal la acogida en España de algún grupo de refugiados sirios pero no obtuvieron respuesta.

Los primeros en movilizarse

Muchas parroquias ya han empezado a movilizarse a través de sus diócesis y, en muchas ocasiones, con ayuda de Cáritas.

En la capital del país, el arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, ha convocado para este lunes una «Mesa por la hospitalidad»en la Iglesia para abordar la situación de los refugiados «que llaman a las puertas de Europa» y organizar una respuesta «conjunta y coordinada» de la Iglesia en Madrid.

La archidiócesis de Valencia es otro buen ejemplo. Ha comenzado a acoger en viviendas del propio Arzobispado a familias inmigrantes desplazadas por la crisis migratoria en el Mediterráneo. A iniciativa del Cardenal Antonio Cañizares, también se ha creado una Comisión Diocesana de ayuda a refugiados y cristianos perseguidos.

La misma Comisión acaba de nacer en Castellón de la Plana, una provincia en la que Diócesis y Cáritas se coordinarán para poner a disposición «pisos donde puedan ser acogidas estas personas así como los medios y recursos necesarios para su nueva vida en nuestro país».

En provincias como Barcelona, Zamora, Málaga o Huelva, también Cáritas anima a las familias a acoger a refugiados sirios. La organización católica ha hecho suyas las palabras de la Conferencia Episcopal: «No abrir las puertas a los inmigrantes es negárselas a Dios». Como viene siendo habitual en cualquier crisis humanitaria, Cáritas pone a disposición algunas cuentas bancarias que se emplearán exclusivamente para la atención de estas personas.

En el caso de Sevilla, la Archidiócesis hace un llamamiento a la solidaridad de los particulares, las parroquias, instituciones, congregaciones religiosas y hermandades. «A todos les pedimos que, a efectos de una buena coordinación, informen de sus intenciones y proyectos, incluidos posibles locales donde albergar a refugiados», señala en un comunicado.

Por su parte, el Obispo de Cartagena conversará con Cáritas para vertebrar la ayuda que pueda facilitar la Diócesis. «Vamos a viabilizar el tema de las viviendas, las que podamos en este momento. También pedimos que aquellos murcianos que puedan y quieran colaborar lo hagan».

La Diputación de Palencia es la primera institución provincial que se moviliza para acoger a los refugiados sirios. La diputación asume la responsabilidad de coordinación dando asistencia a todos los municipios que alojarán a las familias y se ha puesto en contacto con la Diócesis para solucionar todo lo relacionado con las infraestructuras necesarias.