El empresario oriental en una imagen de ayer
El empresario oriental en una imagen de ayer - Reuters

El magnate Wang elige Campamento para constuir 15.000 viviendas de lujo

También barajó Valdebebas y Alcorcón Norte. Las obras del complejo de ocio arrancarían a mediados de 2015

Actualizado:

Sobre los terrenos de la paralizada operación Campamento comenzará a levantarse una ciudad de lujo el próximo año. Y será el empresario Wang Jianlin, el comunista más rico de China, el encargado de llevar el proyecto a cabo y de invertir, si todo llega a buen puerto, en torno o a los 6.000 millones de euros.

Como ya sucediera con Sheldon Adelson y su denostado proyecto de Eurovegas, se están manteniendo conversaciones a tres bandas desde hace meses entre la administración estatal, regional y local. Al parecer, el magnate chino, el mismo que comprara hace unos meses el emblemático Edificio España, uno de los primeros rascacielos de Madrid, barajó varias opciones para su segunda inversión española: la del complejo residencial de lujo y ocio que comenzará a construir a mediados del próximo año. Además de Campamento, Valdebebas y Alcorcón Norte.

Sin embargo, parece que han sido los terrenos situados en el distrito de Latina los que se han llevado el gato al agua por su precio y su cercanía al centro de la ciudad.

El magnate adquiriría el suelo a través de su empresa Dalian Wanda Group. El consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, se mostró ayer «encantado» con la posible inversión del multimillonario empresario y confió en que fomente el turismo chino en la región, manifestó a Efe, respondiendo a la información publicada ayer por Expansión en es sentido.

Si ese grupo empresarial se decide a invertir en Madrid, «vamos a tener garantizado el comercio chino, que es de alto poder adquisitivo y muy aficionado a las compras», aseguró el responsable político durante la presentación de la campaña de inspección contra el fraude eléctrico de la Comunidad de Madrid.

Agregó que este grupo inversor «afortunadamente» ya compró un hotel en Plaza de España, un enclave que «se había degradado en los últimos años». Ossorio reconoció que el Gobierno de la región ha tenido varios contactos con este inversor oriental desde hace varios meses en los que ha mostrado su interés por, entre otras, la zona de Campamento.

El consejero destacó que el área de Campamento «tiene instalaciones militares que están infrautilizadas» y que este macrocomplejo de «viviendas, comercios y convenciones» puede ser «muy favorable» para la región de Madrid.

Abarca una superficie de nueve millones de metros cuadrados de la zona en donde estaban los antiguos cuarteles. Es propiedad del Ministerio de Defensa con que el Wang Jianlin tendría que cerrar las negociaciones. Los contactos entre el secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz con el número dos de Wang son constantes.