educación

El número de alumnos extranjeros baja por primera vez desde 2002

Los estudiantes de enseñanza obligatoria fueron el pasado curso 26.971, casi un millar menos que el anterior

félix iglesias - Actualizado: Guardado en: Castilla y León

La tierra prometida lo es menos y no sólo los españoles emigran, sino que lo inmigrantes que llegaron a España en pleno boom inmobiliario comienzan a buscar otros horizontes vitales una vez que nuestro país ya no es atractivo para labrarse un mejor presente y futuro. Y con la caída de la población inmigrante tampoco llegan los hijos en edad escolar, que en el caso de Castilla y León descendió el curso 2012-13 por primera vez desde 2002, según datos de la Consejería de Educación. En el último ejercicio educativo estuvieron matriculados en la enseñanza obligatoria de la Comunidad 26.971 alumnos extranjeros, lo que supone 983 menos que en el curso 2011-12.

Con este descenso se quiebra la evolución al alza que parte del curso 2002-03 con unos 13.000 alumnos no españoles en enseñanza no universitaria, que alcanzó su máxima cifra en el curso 2011-12 con 27.974, lo que suponía el 7,42% del total del régimen general de enseñanza. Si se suman los estudiantes de otras ramas de la enseñanza, tales como de Régimen Especial (1.822) y Enseñanza de Adultos (3.755) el computo total llega a 33.528.

El director general de Política Educativa Escolar, Fernando Sánchez-Pascuala, aclara que este descenso «no es tanto por que se hayan ido alumnos extranjeros como que no entran». Esta circunstancia se relaciona, como también se refleja en el índice de natalidad de los españoles, en las consecuencias de la crisis económica en la demografía. En la región, en 2005 había 21.500 nacimientos y ahora sólo se llega a los 19.500, lo que lógicamente tiene repercusiones en el censo escolar, que para el próximo curso podría sufrir cierto estancamiento y ya algún descenso para los siguientes años.

Una bendición

Fernando Sánchez-Pascuala califica como «una bendición para Castilla y León» el alumnado extranjero, tanto porque su matrícula contribuye a la sostenibilidad del sistema educativo público como porque su aprovechamiento de los estudios, porcentualmente, es superior a los estudiantes nacionales. «Estos alumnos no contribuyen al fracaso escolar sino al éxito», subraya el director general, quien, además, destaca que este alumnado ofrece una diversidad cultural en las aulas siempre enriquecedora.

De los 26.971 estudiantes matriculados en educación obligatoria, el grupo más numeroso fueron los marroquíes (4.946), seguidos de los búlgaros (3.610), los rumanos (3.521) y los colombianos (2.246). En total hay 131 nacionalidades de los cinco continentes, de países tan distantes como Afganistán, Australia, China, Irán; próximos como Alemania, Francia o Finlandia, y, por supuesto, de Hispanoamérica, además de Estados Unidos. Por provincias, León es la que más alumnos extranjeros tiene con 5.298, seguida por Valladolid con 4.972 y Segovia con 3.348, mientras que Soria (1.822) y Zamora (1.158) cierran el listado regional.

El director general de Política Educativa Escolar del Gobierno autonómico precisa que desde la Consejería de Educación se han detectado movimientos internos en cuanto a las matrículas de alumnos extranjeros al comprobar que hay provincias donde bajan, caso de Segovia, y en otras suben, como sucede en Valladolid. De todos modos, el índice de la población extranjera en Castilla y León ha pasado de suponer un 6,89% al actual 6,5. Además, en la región hay más alumnado extranjero que en otras comunidades, como Andalucía donde se presupone que hay más población no española con hijos en edad escolar, aunque el porcentaje está por debajo de la media nacional del 12 por ciento.

Toda la actualidad en portada

comentarios