Julián Lara: «En Hollywood te respetan por lo que puedes llegar a ser»
El director Julián Lara, rodeado por sus criaturas favoritas, los zombies - abc
cultura

Julián Lara: «En Hollywood te respetan por lo que puedes llegar a ser»

Actualizado:

Julián Lara es un director de cine sevillano fuera de lo común. Desde pequeño comenzó a cultivar su pasión al cine entre películas que ya imaginaba en su mente. Su afición al séptimo arte creció tanto hasta que con 25 años este director autodidacta dirigió su primer corto de temática zombie con trazos de humor. Diez años después decidió irse puesto a Hollywood a estudiar donde se graduó en la escuela de cine Los Ángeles con Matrícula de Honor. Este director de cine «diferente» ha estado en Alicante en donde ha contado su experiencia en una Master Class programada dentro del festival de cine de Navidades Sangrientas.

-¿Cómo comenzó su pasión por el cine?

-Mi afición por el cine comenzó a los cinco años cuando mis padres en vez de llevarme al fútbol o a ver otra cosa me llevaron a ver mis primeras películas. Desde niño me apasionó ver las historias en movimiento y películas de monstruos como Godzilla y King Kong.

-¿Sus padres no le prohibían ver películas sangrientas?

-No, y menos mal ya que actualmente soy así gracias a ello. Evidentemente a otros niños con esa edad no le permitían ver ese tipo de película sin embargo conmigo siempre fueron permisivos ya que tarde o temprano acabaría viendo ese tipo de películas.

-¿A qué edad tuvo su primera experiencia con el cine?

-De manera oficial y en serio, comencé en el año 2002 con mi primer corto Evil Night. Pero desde niño lo que hacía era dibujar las películas en papeles. Luego más tarde con una cámara super 8 de mi padre empecé a hacer cortos de animación con figuras de plastilina. Mis padres me dijeron que estaba loco cuando quería dedicarme a esto pero me vieron tan convencido que decidieron ayudarme.

-¿Cómo decidió irse a hacer cine a Los Ángeles?

-En 2005 fui de visita por primera vez en busca de reuniones y contactos en la meca del cine. Desde siempre he sentido devoción por Hollywood, ya que la mayoría de mis películas favoritas se han rodado allí. Pero no fue hasta 2010 cuando decidí vivir, estudiar y rodar allí. Fue una etapa de la vida en la que me dije: «ahora o nunca». El cine es un juego de sumas y restas. Lo que ganas a nivel profesional, lo pierdes a nivel personal. A lo mejor si me hubiese quedado aquí tendría una vida más normal.

-¿Volverá a Hollywood?

-Sí, seguro. Estoy a la espera de sacar un proyecto adelante y en cuanto pueda me volveré, ya que en España me siento desubicado.

-¿Por qué ha elegido la temática zombie como su estilo personal?

-Realmente no sé por qué me he decidido por los zombies. Es algo innato que me gusta desde pequeño, mi debilidad,m pero como espectador me gusta todo. Por suerte intento hacer lo que me gusta. He ido cultivando mi estilo propio y recogiendo influencias de directores como George Romero, Sam Raimi o Peter Jackson.

-¿Está de moda el género zombie?

-Creo que sí, y todo comenzó con los videojuegos y las películas de Resident Evil. Antes de esto todo lo zombie estaba encerrado en la serie B y serie Z (películas de bajo presupuesto). Siempre se ha querido relacionar lo zombie con películas malas, cosa que no es así. Ahora con The Walking Dead los zombie está en la cima. A mí como espectador me gusta todo.

-¿Qué película le gustaría dirigir algún día?

-Me hubiese gustado dirigir alguna de la saga de Resident Evil, pero es complicado. Sobre todo lo que me gusta mezclar el humor negro con el terror. También me gustaría hacer algo de acción.

-¿Y con quién le gustaría trabajar en un futuro?

-Me encantaría trabajar con Guillermo del Toro, porque es un director que me gusta muchísimo, ya que hace un tipo de cine que se acerca a lo que yo hago, y además lo conozco y me llevo muy bien con él.

-¿Por qué es tan complicado hacer cine en España?

-En este país mucha gente se ha aprovechado de las subvenciones y ahora que las están quitando es mucho más complicado rodar. En mi caso la dificultad es la misma, ya que nunca he recibido ninguna subvención. En Los Ángeles el cine es un negocio y aquí en Europa se considera arte. Aquí en España te respetan por lo que eres. Sin embargo en Hollywood te respetan por lo que puedes llegar a ser. En Estados Unidos tienen visión de futuro, en España no. Mucha gente me ha faltado al respeto y se que no trabajaré con ellos.

-¿Y de su experiencia en Hollywood con qué se queda?

-Pues con muchas cosas, pero sobre todo con los momentos y las conversaciones que he tenido con grandes personajes.

-¿Cómo cuáles?

-De los personajes más amables y cercanos que he llegado a conocer son Steven Spielberg, Guillermo del Toro, o el creador de Los Simpson, Matt Groening. De sus formas deberían aprender muchas gente del cine que se creen alguien pero no lo son.