Internacional

Así es el programa electoral con que Emmanuel Macron pretende conquistar el Elíseo

El exministro de Economía de François Hollande ha presentado una serie de propuestas que no son «ni de izquierdas ni de derechas»

Emmanuel Macron, líder del partido galo En Marcha, en una conferencia este jueves en París
Emmanuel Macron, líder del partido galo En Marcha, en una conferencia este jueves en París - REUTERS
JUAN PEDRO QUIÑONERO Corresponsal En París - Actualizado: Guardado en: Internacional

Emmanuel Macron ha presentado un programa presidencial liberal-conservador en el ámbito económico; «radical chic» o «izquierda caviar», en lo político y cultural.

Exbanquero de negocios (Rothschild), exconsejero y exministro de Economía de François Hollande, presenta su programa que no es «ni de izquierdas ni de derechas». Y afirma: «No propongo reformar Francia, propongo transformarla». ¿Cómo? Sin rupturas, que él considera potencialmente traumáticas, basando su programa en «el trabajo y la responsabilidad».

En el terreno económico, el programa del candidato a la presidencia de la República propone medidas liberal-conservadoras relativamente moderadas:

- Supresión de 120.000 puestos de funcionarios en los próximos cinco años.

- Realizar 60.000 millones de euros de economías en el gasto público durante el próximo quinquenio.

- Realizar 20.000 millones de euros de reducciones de impuestos, durante su mandato presidencial.

- Destinar 50.000 millones a inversiones públicas «en sectores con futuro».

- Recortar la cesta de los impuestos que pesan sobre las sociedades, acompañadas de la reducción de los impuestos locales.

La estrategia económica del candidato del micropartido ¡En marcha! busca sanear las cuestas públicas, responsabilizar a los particulares, y relanzar el empleo con inversiones, además de financiar la enseñanza y la formación profesional.

Más allá de la Economía

En el terreno social, Macron propone una reforma global del sistema nacional de cotizaciones y protección social. Persigue flexibilizar el mercado del trabajo, así como la jubilación, llamada a sufrir un gran cambio.

En el terreno político, Macron propone moralizar la vida política, con una legislación más adecuada. Y se considera partidario de una reforma parcial del modelo electoral, sustituyendo el modelo mayoritario a dos vueltas (favorable a los grandes partidos) por un modelo con una cierta dosis de proporcionalidad, para facilitar la situación de los partidos más jóvenes y emergentes.

En el terreno de la seguridad, Macron apuesta por reforzar la Policía y las fuerzas de seguridad, sugiriendo nuevas formas de cooperación europea. Ante Europa, el candidato de ¡En Marcha! estima que la UE ya funciona a varias velocidades. Es partidario de iniciar las reformas realizadas por otros países, como España, para poder ganar peso en Europa.

En el terreno social y cultural, Macron dice apostar por el modelo laico francés, avanzando ideas más o menos generales y poco comprometedoras sobre la nueva Francia multicultural. El candidato social reformista maquilla todas sus iniciativas con dosis aleatorias de ecología, radicalismo y respeto a la diversidad.

Toda la actualidad en portada

comentarios