conciliación

El gran reto del hombre hoy: «ubicarse en su papel de educador de los hijos»

Un estudio asegura que la mujer «no está muy dispuesta» a ceder espacios en las tareas domésticas, «pues le gusta ejercer el control exhaustivo del hogar y de los hijos»

El gran reto del hombre hoy: «ubicarse en su papel de educador de los hijos»

¿Han vetado las mujeres la crianza de los hijos a los padres? ¿son ellas quienes quieren ejercer el control absoluto del hogar? ¿o es que verdaderamente el hombre ha entrado en un profunda crisis de identidad y en su papel como padre? Un estudio, que acaba de publicarse y ha sido realizado por el Instituto Internacional de Estudios sobre la Familia The Family Watch, asegura que «muchos padres manifiestan un clara preocupación por el bienestar y educación de sus hijos». Sin embargo, «no saben cómo ejercer correctamente su papel, muchas veces porque las mujeres les exigen un comportamiento según las pautas femeninas, lo que les genera frustración, desánimo e incomprensión».

Esta es una de la principales conclusiones de la investigación «La importancia de la figura paterna en la educación de los hijos: estabilidad familiar y desarrollo social», que ha sido realizada por María Calvo Charro, profesora titular de Derecho Administrativo en la Universidad Carlos III de Madrid y autora del libro «Padres destronados». Además, el informe afirma que la mujer «no está muy dispuesta» a ceder espacios en las tareas domésticas a los varones, «pues le gusta ejercer el control exhaustivo del hogar y de los hijos».

Todo conlleva a que el hombre esté sufriendo «una fortísima crisis de identidad». No sabe ejercer sus papeles porque se ha desdibujado e infravalorado la figura masculina y se ha devaluado la función paterna. «El padre se considera prescindible», asegura la autora de la investigación. Y solo es valorado en el momento que ejerce como «una segunda madre, una mamá-bis». «En muchas ocasiones las propias mujeres les recriminan por no ser capaces de cuidar, atender o entender a los niños exactamente como lo hacen ellas». Además, «cuando quieren imponer una norma se les tacha de autoritario o cuando actúan con virilidad se les tacha de virilismo o les dicen que pueden frustrar al niño». Por eso, recomienda este estudio: Los hombres de hoy tienen un gran reto: «les corresponde redescubrir la familia, entrar en el hogar, ubicarse en su papel de educador de los hijos».

El estudio asegura que la ausencia de la figura paterna puede influir negativamente en la salud física, psicológica y emocional de los niños. De hecho, afirma que la carencia del padre está en la base de problemas sociales como la pobreza, delincuencia, embarazos de adolescentes, abuso infantil, violencia machista, consumo de alcohol y drogas... Atendiendo a investigaciones realizadas en Estados Unidos, María Calvo concreta que los adolescentes sin padre son menos solidarios y empáticos, tienen menos capacidad intelectual, mantienen antes relaciones sexuales, tienen más riesgo de abusar de drogas y peores resultados en los estudios, sufren más problemas de ansiedad, estrés y alteraciones de sueño, son más agresivos, tienen más riesgo de presentar desórdenes de conducta y abandonar los estudios antes de tiempo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios