Pablo Iglesias, secretario general de Podemos
Pablo Iglesias, secretario general de Podemos - Efe
Atentados 11-M

Pablo Iglesias asegura que el «Pásalo» del 13-M se gestó en su facultad

El SMS, en plena jornada de reflexión, derivó en una concentración que acusaba al Gobierno de no decir la verdad sobre el 11-M

Actualizado:

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha asegurado que el mensaje de móvil que sirvió para convocar la concentración de protesta frente a la sede del PP el 13 de marzo de 2004, en plena jornada de reflexión antes de las elecciones generales que ganó Zapatero, se «gestó» en su facultad, por parte de un «grupo de gente» que estuvo pensando cómo generar esa movilización.

Iglesias desvela ese «secreto» en su entrevista, difundida este fin de semana, al periodista Iñaki Gabilondo en su programa «Otra vuelta de Tuerka». «El famoso SMS se gestó en mi facultad con un grupo de gente pensando la manera en la que había que ponerlo para que cupiera en los caracteres —el máximo previsto en un SMS— y generara ese efecto de flashmob», afirma en el vídeo.

El SMS al que se refiere Iglesias decía: «¿Aznar de rositas? ¿Lo llaman jornada de reflexión y Urdaci trabajando? Hoy 13-M, a las 18h. Sede PP, c/Génova 13. Sin partidos. Silencio por la verdad. ¡Pásalo!».

La convocatoria, en plena jornada de reflexión, derivó en una concentración de una multitud que acusaba al Gobierno de no decir la verdad sobre los atentados del 11 de marzo, que habían tenido lugar sólo dos días antes causando la muerte a 191 personas.

En los días posteriores, la emisora por Internet Radiocable difundió una entrevista con quien dijo ser el autor de SMS en la que éste aseguraba que no previó el alcance de la convocatoria y que lo que hizo fue «un acto de protesta muy primario», «un gesto casi a la desesperada», para reclamar «el derecho a la verdad» y «sin pensar que produciría la movilización que produjo».

Incluso bromeó con que pensaba que sólo irían un grupo de amigos y que entonces se irían «al cine». Eso sí, una vez comprobada la movilización, el autor del mensaje opinaba ya en 2004 que esa reacción en cadena a una convocatoria por SMS era un fenómeno a estudiar.