El clan Pujol se reunió el fin de semana en la mansión de Josep en la Cerdaña francesa
Fachada exterior de la casa de Josep PujolFerrusola, hijo del ex presidente catalán Jordi Pujol sito en La Tourde Carol - EFE

El clan Pujol se reunió el fin de semana en la mansión de Josep en la Cerdaña francesa

Actualizado:

Jordi Pujol, Marta Ferrusola y los siete hijos de la pareja pasaron sus horas más amargas, el pasado fin de semana, recluidos en una impresionante mansión en la Cerdaña francesa.

El clan Pujol se dirigió a la finca, propiedad de Josep, tras el comunicado emitido el pasado viernes, en el que el patriarca reconocía que la familia ha ocultado dinero al fisco durante los últimos 34 años. La propiedad cuenta con dos casas que suman unos 2.000 metros cuadrados en una enorme parcela. El inmueble se halla en Latour-de-Carol, a dos horas de camino en coche desde Barcelona, nada más cruzar la frontera, en la parte de la Cerdaña que pertenece a Francia. Además, la mansión, valorada en más de dos millones de euros, está a solo una hora de camino de Andorra La Vella, cuyos bancos, concretamente la Banca Privada de Andorra (BPA), el clan visitaba con asiduidad.

Josep Pujol tiene la propiedad del inmueble desde hace al menos diez años a través de una sociedad, aunque tres de sus hermanos –Jordi, Pere y Oleguer– han mantenido vinculaciones con la estructura societaria con la que se canalizó la inversión de la casa y la finca.

Josep Pujol (1963) está considerado como el miembro más destacado e inteligente del clan. Se hizo millonario cuando vendió la consultora de la que era socio, Europraxis, por 44 millones de euros a la multinacional Indra, de la que es responsable de la división europea y estadounidense. Aprovechó la amnistía fiscal para regularizar dos millones de euros.