España estudia una «tasa por congestión» en la Línea «compatible» con la UE
Aspecto de la frontera con Gibraltar desde La Línea de la Concepción - efe

España estudia una «tasa por congestión» en la Línea «compatible» con la UE

Actualizado:

El Gobierno analiza aplicar una posible tasa por congestión en la Línea de la Concepción, similar a un peaje, según han aclarado este lunes a Efe fuentes del Ministerio de Exteriores, que no está considerando aplicar un canon en la frontera con Gibraltar.

Esta denominada tasa por congestión consistiría en un sistema de peaje impuesto a los usuarios de una red particular de transporte en áreas de demanda máxima por congestión de tráfico. Se trataría de introducir este sistema en la Línea de la Concepción, debido «al gran aumento de tráfico que se registra» en esta localidad y «los efectos que ello tiene sobre el medio ambiente y sobre las condiciones de vida de sus habitantes».

Este sistema ya se puso en marcha en los accesos a Londres en 2003 y actualmente está vigente en algunas capitales europeas.

El departamento de José Manuel García-Margallo analiza, desde la legalidad, la compatibilidad de esta tasa por congestión en la Línea de la Concepción con la normativa comunitaria, han precisado las mismas fuentes.

En este sentido, Exteriores subraya que no está considerando imponer una tasa en la frontera con Gibraltar.

Normativa comunitaria

Fuentes diplomáticas han reiterado que España siempre presentará una propuesta ajustada a la normativa comunitaria y tendrá muy presente la normativa especialmente relacionada con la libre circulación de personas, mercancías, servicios y capital.

Esta mañana la Comisión Europea aseguró que cualquier tasa impuesta en la frontera entre Gibraltar y España sería a priori ilegal bajo la legislación comunitaria, según el portavoz comunitario Olivier Bailly.

Sin embargo, durante la conversación telefónica esta mañana entre el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, y el presidente de la Comisión, Jose Manuel Durao Barroso, «en ningún momento» el responsable comunitario planteó ningún aspecto relativo a una posible tasa de congestión, una propuesta que ha suscitado mucha inquietud en Gibraltar.