Ahorrar para la jubilación es hoy más importante que nunca
puebla

Ahorrar para la jubilación es hoy más importante que nunca

Los planes de pensiones son un complemento ideal de cara al retiro en plena reforma del sistema por la crisis económica

Actualizado:

En plena crisis económica, con una reciente reforma de las pensiones ya aprobada y otra a la vista que incluirá dos fórmulas de sostenibilidad para garantizarlas en el futuro, el ahorro en un plan de pensiones se hace hoy más necesario que nunca. Pero, ¿cómo funcionan estos productos financieros? A continuación, tratamos de responder a las claves principales con una serie de preguntas y respuestas.

¿ Qué tipos de planes de pensiones hay?

En base a su modalidad encontramos los individuales (se contratan por iniciativa propia); de empleo (a través de la empresa) y asociado (por vía de un colectivo). En función de las obligaciones contraídas contamos con los de aportación definida (está predeterminada la cuantía de las aportaciones); de prestación definida (está predeterminada la cuantía de todas las prestaciones a percibir) y mixtos (su objeto es la cuantía de la prestación y la contribución). Una misma persona puede contratar todos los fondos de pensiones que quiera, siempre sin superar los límites anuales de aportación.

¿Cuánto se lleva Hacienda del dinero que tenemos en el plan de pensiones?

Los rendimientos mientras se está aportando no están sujetos a gravamen. Sí estarán sujetos a retenciones cuando la prestación se cobre en forma de renta y sean tratados a efectos fiscales como rendimientos del trabajo.

¿Los planes de pensiones desgravan?

Sí, reducen la parte general de la base imponible del IRPF. El límite de reducción será el 30% de la suma de los rendimientos del trabajo y el 50% para los mayores de 50 años. Pueden suponer un ahorro de entre un 24,75% y un 52% de la inversión realizada.

¿A qué edad se recomienda hacerse el primer plan de pensiones? ¿De qué tipo?

Los expertos recomiendan empezar cuanto antes porque así el ahorro será mayor. Cuanto más joven sea el titular, más le interesará un fondo con un porcentaje mayor de renta variable y cuanta más edad tenga, más un fondo de renta fija que le otorgue seguridad a corto plazo.

¿Cuánto se recomienda aportar?

A superior aportación, mayor será la retribución futura. No es obligatorio aportar todos los años. Existe un límite máximo anual de 10.000 euros y en el caso de que el partícipe sea mayor de 50 años, esta cantidad sube a 12.500 euros.

¿El dinero que tendré en el plan de pensiones al jubilarme es el que yo he ido aportando o habrá aumentado o disminuido?

Lo normal es que los ahorros se hayan revalorizado. Según cálculos de Inverco, a fecha de mayo de 2013, los rendimientos anuales iban desde el 3,5% en renta fija a corto plazo y hasta el 28,4% en variable. A largo plazo (23, 20, 15 y 10 años) las rentabilidades medias anuales alcanzaron también el 4,9%, 4,0%, 1,7% y 2,3% respectivamente.

¿Dónde se pueden invertir los fondos de pensiones?

En instrumentos financieros de renta fija y variable, en depósitos, en bienes inmuebles y derechos reales inmobiliarios, en créditos hipotecarios y en fondos de pensiones abiertos, entre otros activos y productos.

¿Puedo cobrarlo antes de los 65 años?

Hace unos años, el fondo de pensiones solo podía cobrarse con anterioridad a la jubilación en caso de enfermedad grave o invalidez. Desde 2009, se puede recuperar ese dinero en caso de estar en paro. En caso de un plan de pensiones de empleo, podrá trasladarse a otra entidad cuando se extinga la relación laboral. La nueva ley hipotecaria también contempla que en caso de desahucio y ejecución hipotecaria, el afectado puede rescatar lo ahorrado en el plan de pensiones. Los planes de pensiones también pueden cambiarse de entidad financiera en cualquier momento.

¿Puedo pedir cobrarlo íntegro? ¿Qué ventajas y desventajas tiene?

Se puede cobrar de tres formas: capital (mediante un único cobro con una reducción fiscal del 40% en las cantidades aportadas hasta el 31 de diciembre de 2006); en forma de renta financiera (la cantidad puede ser mensual, trimestral, semestral, en la modalidad que el beneficiario elija y con retenciones en el IRPF), mixta (se cobra por partes y de golpe o al revés) y por último, como renta vitalicia (se divide por un número determinado de años).

¿Qué ocurre si el titular del plan de pensiones muere antes de cobrarlo?

Sus herederos se convertirán en beneficiarios tanto csi no se ha terminado de cobrar como si aún no se ha empezado a hacerlo. En el caso de que queden años por cobrar en el modo de renta vitalicia, los herederos no podrán acceder a la prestación. Si no se ha designado heredero, los beneficiarios serán el cónyuge, los hijos o ascendientes.