Economía

Linde plantea quitar la indemnización a los banqueros de entidades con pérdidas

Bancos y cajas con ayudas tendrán que informar al Banco de España con tiempo del pago que harán a sus exdirectivos

ABC - Actualizado: Guardado en: Economía

El Banco de España parece dispuesto a poner fin a los escándalos de las indemnizaciones millonarias en bancos y cajas con problemas. El órgano supervisor ultima obligar a las entidades financieras a incoporar en los contratos de sus altos directivos cláusulas que condicionen o incluso impidan que reciban una indemnización cuando dejen sus puestos en caso de que el banco tenga pérdidas o necesite ayudas públicas. La medida se aplicaría también a los banqueros que sean sustituidos por una decisión administrativa, como sucede cuando el FROB interviene una entidad, informa Europa Press.

Estas restricciones, que se contemplan en el borrador del proyecto de guía que elabora el organismo dirigido por Luis María Linde sobre criterios complementarios a la norma sobre políticas y prácticas de remuneración en banca, no sólo afectaría a los altos directivos de las entidades, sino también a los responsables de las tareas de control —entre ellos, los miembros de auditoría interna, cumplimiento de normativa y dirección de riesgos—, así como a los de las líneas de negocios relevantes o empleados que cuenten con niveles salariares similares o superiores a todos esos grupos. Y afectará también a aquellos empleados de bancos y cajas con ayudas que formaron parte de su alta dirección un año antes de su salida del grupo.

Pago en diferido

Además, y para evitar que los ejecutivos salgan de la entidad antes de que esta presente pérdidas y cobren de golpe toda la indemnización, el Banco de España podría obligar a las entidades a diferir ese pago en un periodo superior a tres años. En el caso de aquellas entidades que han requerido un rescate, tendrán que informar al supervisor «con antelación suficiente» a la fecha de fin de contrato del pago que van a realizar.

El borrador que diseña el Banco de España se adaptaría así a las recomendaciones hechas por la Comisión Europea, que propone que las indemnizaciones por rescisión anticipada de contrato no superen la remuneración correspondiente a dos anualidades del sueldo fijo. El proyecto estará en fase de consulta pública hasta el próximo 17 de junio, hasta cuando las entidades podrán remitir al supervisor sus comentarios al respecto a través de sus asociaciones representativas, es decir, la Asociación Española de Banca (AEB) y la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA).

El proyecto rechaza además la posibilidad de convertir la remuneración variable en retribución fija. «Esta política podría suponer un método para evitar los nuevos requerimientos normativos relativos a la retribución variable y reduce la efectividad del variable como elemento para alinear la remuneración a los resultados y riesgos a largo plazo de la entidad», explica el texto.

Toda la actualidad en portada

comentarios