Gran Premio de EE.UU.

Alonso se queda en McLaren

El equipo inglés le permitirá correr en Le Mans y le pagará un salario por encima de los 30 millones. Un año de contrato prorrogable a más tiempo

Actualizado:

No es casualidad que el anuncio público de la renovación de Fernando Alonso por McLaren se haya hecho realidad en Estados Unidos, el país que coronó al español como una estrella total después de su participación la pasada primavera en las 500 Millas de Indianápolis. El patrón de la escudería inglesa, Zak Brown, es norteamericano y un enamorado del marketing. Alonso se queda en McLaren, como estaba cantado, y confiado en su nuevo rumbo con los motores Renault para las tres próximas campañas. Aunque el anuncio oficial de McLaren no lo especifica, parece claro que el compromiso será por un año renovable en función de cómo vaya el rendimiento del coche con el nuevo motor.

El acuerdo estaba cerrado desde hace semanas y se anunció en el circuito de Austin. El cambio de Honda a Renault en McLaren y la buena sintonía que mantiene el español con los dirigentes del equipo han obrado la firma. Alonso tiene 36 años y muchas ganas de volver a ser campeón del mundo.

El foco de Alonso está colocado en la Fórmula 1 por encima de todo, pero su pretensión es alcanzar la triple corona (títulos en la F1, las 24 Horas de Le Mans y las 500 Millas de Indianápolis). Quiere correr en otras categorías y McLaren se lo permite. En 2018 podrá hacerlo en las 24 Horas de Le Mans, ya que no hay coincidencia con ninguna prueba de F1. Alonso negocia con Toyota para competir en la mítica cita francesa de resistencia.

El piloto español estaba cobrando cerca de 30 millones en su último sueldo con McLaren y, según el voxpópuli de la Fórmula 1, esa cifra se incrementará en algún millón en 2018.

Alonso se declaró feliz por el acuerdo: «Siempre fue donde mi corazón me decía que me quedara, y realmente me siento como en casa aquí. Este es un equipo fantástico, lleno de gente increíble, con una cordialidad y amabilidad que nunca he experimentado en otra parte de la Fórmula 1. Estoy increíblemente feliz de correr aquí».