Ciencia

Cómo localizar en el cielo el cometa Ison

Día 19/11/2013 - 16.33h
Temas relacionados

El que puede ser el cometa del siglo ya se aprecia en el cielo nocturno. Te explicamos hacia dónde mirar y qué utilizar para no perderte un detalle

Una gran bola de nieve y rocas podría ser nuestro regalo de Navidad, el cometa Ison. El mes de noviembre es crucial para saber qué pasará con el cometa cuando llegue a su perihelio (punto más próximo al Sol), el 28 de este mes, cuando se acerque a nuestra estrella a solo 1.200.000 km, unas 125 veces más cerca que la órbita de la Tierra con respecto al Sol.

Otros cometas como el C/2011 W3 (una roca helada de 500 m de diámetro) sobrevivieron al paso por las proximidades del Sol y eso que lo hizo el 27 de noviembre de 2011 a solo una distancia de 140.000 km, es decir, rozó el Sol, que mide 1.400.000 km de diámetro; estuvo 1.000 veces más cerca del Sol que nosotros. El cometa Ison pasará 8,5 veces más lejos del Sol que C/2011 W3 y además es mucho mayor, por lo que las posibilidades de supervivencia, es decir, de que no se rompa, son altas.

Hay dos días claves: el 28 de noviembre con su máximo acercamiento al Sol y el día 26 de diciembre, con su máximo acercamiento a la Tierra, a nada menos que 60 millones de km. A pesar de la distancia, si el cometa queda intacto tras su paso por las proximidades del Sol, veremos el mayor espectáculo celeste desde hace mucho tiempo. La cuestión de que pase tan lejos de la Tierra está motivada porque el cometa tiene una fuerte inclinación en su órbita con respecto al plano en el que giran los planetas alrededor del Sol (eclíptica) y es de 60,38º, por lo que pasará muy arriba con respecto a nuestra posición.

El cometa tiene una órbita hiperbólica, abierta, por lo que será la primera y la última vez que lo veamos. Muchos cometas son despedidos de nuestro Sistema Solar y lanzados a otros sistemas planetarios, lo mismo que nosotros los recibimos de aquellos. Por ello se piensa que los cometas son la causa de la vida, ellos llevan elementos fundamentales para crearla, pero deben caer en lugares adecuados, en planetas como la Tierra (teoría de la panspermia).

El problema consiste en que si el cometa comienza el día 28 a emanar grandes cantidades de géiseres, motivado por la sublimación del hielo, puede romperse en multitud de pequeños cometas y veríamos un objeto muy difuso en el cielo para las fechas próximas a la Navidad, con lo que la visión fantástica que promete se desvirtuaría. Nadie sabe lo que pasará, solo queda esperar. De momento, el núcleo del cometa sigue intacto, lo que es una buena noticia.

En cualquier caso, se trata de un cometa extraordinariamente activo, incluso la sonda Swift de la NASA, que lo observó en enero de 2013, ya detectó que del núcleo del cometa y a la altura de la órbita de Júpiter expelía 51.000 kg de polvo por minuto, por lo que es muy probable que para el 12 de enero de 2014 tengamos una lluvia de estrellas fugaces proveniente de este cometa que será fina y muy duradera en el tiempo.

Cómo localizar en el cielo el cometa Ison
El cometa Lovejoy, más visible que Ison. Fue el tercer objeto más brillante del hemisferio sur. Ha conseguido sobrevivir al paso por el perihelio a sólo 140.000 km del Sol
Ramón Álamo López. Observatorio Astronómico de Almadén de la Plata. Asociación Astronómica de España

Algunos investigadores han observado que el cometa mostraba una gran actividad en la distancia, pero a medida que se acerca al Sol, parece que la actividad está bajando, tal vez porque no sea un gran cometa y no contenga tanta agua como se esperaba. Así que la duda nos asalta continuamente. No obstante del 12 al 14 de noviembre el cometa aumentó la actividad de forma espectacular.

Tras esta repentina subida de actividad, el cometa subió de brillo y comenzó a hacerse visible, aunque al límite de la capacidad del ojo humano y siempre y cuando nos encontráramos en lugares extraordinariamente oscuros y sin Luna.

Por ello, durante estos días, lo mejor para la observación son unos prismáticos, un telescopio o mejor aún, fotografiarlo. Ya se observan dos colas que parten de la cabellera del cometa, una de gas y otra de polvo. La cabellera es la parte gaseosa que rodea al núcleo (roca y hielo).

Durante estos días 18, 19 y 20, el cometa se encuentra muy próximo a la estrella Espiga, alfa de la constelación de Virgo, que la podemos tomar como referencia para encontrarlo, mejor con unos prismáticos. Se observa poco antes del amanecer. Las claves para encontrar al cometa están puestas abajo, teniendo en cuenta la referencia de estrellas y planetas, especialmente los días 18, 23 y 24 y siempre poco antes del amanecer, después será imposible observarlo hasta que salga tras el Sol.

Fechas clave:

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Cazar a chorrazos, devorar pájaros o realizar cálculos matemáticos son algunos de sus increíbles comportamientos
José Manuel NIevesEl norte magnético no está fijo en el mismo lugar. Científicos han confirmado su «viaje» desde Canadá a Siberia
    Retos que ponen a prueba nuestra capacidad para el pensamiento lateral
    Lo último...
    Últimos vídeos

    El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

    Prueba los nuevos juegos web

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.