Economía

Economía

Economía

Suben los impuestos al trabajo y al ahorro y se congelan los del consumo

Se mantiene la tarifa de la luz y la cuota de abono del teléfono, pero suben el gas, la hipoteca y los peajes

Día 02/01/2012
Suben los impuestos al trabajo y al ahorro y se congelan los del consumo

Compartir

El año 2012 arranca con malas noticias para el bolsillo de los sufridos contribuyentes. Sube el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), tanto en la parte que afecta a los ingresos procedentes del trabajo o la actividad económica, como a los que se derivan de intereses o plusvalías. Y el incremento porcentual es mayor cuanto mayores son las rentas que se reciben.

Esto significa que la mayoría de los trabajadores, directivos, autónomos, profesionales y también muchos pensionistas —los que reciban las prestaciones más elevadas— van a sufrir una merma en sus retribuciones no solo por la posible congelación o recorte de sueldos que le apliquen sus empresas o la administración, sino por el efecto de la subida del IRPF.

Recorte de sueldos

Eso sí, el alza impositiva no se empezará a notar hasta las nóminas del mes de febrero, que será cuando las empresas ajusten las retenciones a cuenta del tributo. Antes no da tiempo. Y la subida del mes de enero se repartirá, en cuotas idénticas, a lo largo de los once meses siguientes.

Suben los impuestos al trabajo y al ahorro y se congelan los del consumo

También sube el Impuesto sobre Bienes Inmuebles, entre un 4% y un 10%, dependiendo del año en el que se revisara el valor catastral de las viviendas. La subida afectará a la mitad de los inmuebles de cada municipio que tengan los valores catastrales más altos. Y quedarán exentas del alza aquellas viviendas a las que se les revisó el valor entre los años 2005 y 2007, precisamente cuando los precios de los pisos estaban más altos. Para los propietarios que acaban de ver incrementado este impuesto porque les han revisado sus valores a partir de 2008, como es el caso de ciudades como Madrid, Málaga, Oviedo, Segovia, Zamora o Soria, el alza será del 4%.

Según los cálculos del Ministerio de Hacienda, hay un total de 25 millones de inmuebles afectados, cuyos propietarios pagarán una media de 36,72 euros más.

Las rentas bajas, a salvo

Los ciudadanos con rentas más bajas se quedan a salvo de los sacrificios que ha exigido el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy y, a diferencia de otros años, en esta cuesta de enero no se encontrará con importantes subidas de precios.

El Ejecutivo ha congelado las tasas y los impuestos que gravan el consumo, como el IVA, o los tributos sobre alcohol, tabaco o hidrocarburos, que pagamos todos los ciudadanos por igual, independientemente del nivel de renta. Esta política fiscal supone que este año no nos encontraremos con alzas de las gasolinas, los cigarrillos, o las cañas, o al menos no por motivos fiscales. Y en un entorno recesivo como el actual todo hace pensar que las empresas tampoco subirán los precios de la mayoría de sus productos, porque se desincentivaría todavía más la demanda. De hecho la mayoría de analistas de dentro y fuera de nuestras fronteras estiman un alza de precios en el conjunto del año de entre el 1,1% y el 1,5%. No obstante, todo dependerá de cómo se comporte el precio del petróleo y de si las alzas fiscales aprobadas son las últimas, o a lo largo del ejercicio el Ejecutivo sube otros impuestos, como el IVA o los especiales para cuadrar el déficit.

La tarifa de la luz también se ha congelado, así como el butano o la cuota de abono de Telefónica, que se mantiene en 13,97 euros mensuales.

Lo que sí sube es el gas natural. Los tres millones de consumidores de gas acogidos a tarifa regulada verán incrementada su factura un 3,5% lo que, según Industria, supondrá una subida media de la factura trimestral de 0,57 euros.

Entr las alzas está también la de los peajes de las autopistas, un 3,2%, y la de los sellos de Correos, un 2,86%.

En materia de vivienda, 2012 se estrena con buenas y malas noticias. Por un lado, y pese a la caída del euribor en los últimos meses del año pasado, el tipo sigue estando todavía casi medio punto por encima de hace un año, por lo que quienes revisen en los próximos días su hipoteca pagará una media de unos 30 euros mensuales más. Eso sí quien quiera comprar un piso pagará un IVA superreducido del 4% y podrá deducir en el IRPF hasta un 15% de lo invertido, con un tope de 9.015 euros. Además quien haya comprado su caso el año pasado también podrá aplicarse la deducción, pese a la supresión aprobada por el Gobierno socialista.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Comprueba

Sigue ABC.es en...

Empresa
M. V. Bruselas trata de delimitar el poder los gigantes tecnológicos americanos mientras Obama acusa a la UE de proteccionismo
Economía
Calcula cómo te afectará la reforma
    Lo último...
    EFE
    ABC La economía crecerá un 1,3% este año y un 1,8% en 2015, según AFI
    Últimos vídeos

    CC.OO y UGT piden ?prudencia?

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.