Economía

Economía / primer ajuste de rajoy

La subida del IRPF dará un mordisco a las nóminas a partir del mes de febrero

Compartir

Los impuestos al ahorro subirán entre dos y seis puntos, y el IBI de la mitad de las viviendas del 4 al 10 %

Día 02/01/2012 - 10.02h
La subida del IRPF dará un mordisco a las nóminas a partir del mes de febrero

Parecía inevitable cuadrar las cuentas sin subir los impuestos. Los expertos lo auguraban, los organismos internacionales lo advertían, pero el PP, en la oposición, se resistía a reconocerlo. Ayer, en su primer paquete de medidas de ajuste, el Gobierno de Mariano Rajoy incluyó una subida temporal, durante dos años, 2012 y 2013, del Impuesto sobre la Renta, tanto de la parte que afecta a los ingresos por rentas del trabajo y actividades profesionales, como a las rentas del capital. Eso sí, el aumento de la carga fiscal será mayor a medida que los ingresos son más elevados.

Los trabajadores, profesionales y pensionistas sufriremos el primer efecto de la subida del IRPF en las nóminas del mes de febrero, ya que se ajustarán las retenciones a cuenta que aplican los empresarios a las nuevas tarifas. «Antes no da tiempo», explicó el ministro. El incremento irá desde el 0,75%, para los ingresos inferiores a 17.707 euros, hasta el 7% más que pagarán las rentas a partir de 300.000 euros. Para rentas del entorno de los 50.000 euros, la subida de las retenciones se situará en alrededor de dos puntos. Para ingresos de unos 30.000 euros, el alza será inferior, en torno a 1,5 puntos, en en torno a dos puntos. Con este incremento, que se suma al que el año pasado ya aplicó el Gobierno socialista para el conjunto del Estado, y muchas comunidades autónomas, los contribuyentes con rentas más altas pueden llegar a pagar desde el 52% en las comunidades con tipos más bajos, como es el caso de Madrid, hasta el 56% que se aplica en autonomías como Cataluña.

Vuelta a 1996

Con este incremento, el tipo marginal máximo del IRPF, el 56%, vuelve a los niveles que se encontró el PP cuando llegó al Gobierno en 1996. «Hemos tenido cuidado de no superar ese nivel», comentaba Cristóbal Montoro a un grupo de periodistas, «y será temporal —insistía—, volveremos a bajarlo. Lejos queda el 43% que se pagaba hace apenas un año, en 2010.

Pero también las rentas del ahorro pagarán más. Los intereses de cuentas bancarias o de títulos de deuda, las plusvalías obtenidas por la venta de inmuebles, acciones, sicavs o participaciones en fondos de inversión pagarán entre un 2% y un 6% más. Así el tipo de gravamen de las rentas del ahorro será del 21% para los primeros 6.000 euros, el 25% hasta 24.000 euros, y del 27% para los que superen los 24.000 euros.

Por último sube el IBI, la antigua contribución urbana que se paga por la mera tenencia de inmuebles. La subida será del 4%, el 6% o el 10%, dependiendo de la antigüedad de la revisión catastral.

Y para evitar penalizar a las rentas más bajas se librarán del alza de impuestos el 50% de las viviendas de menor valor de cada municipio., siempre que sus valores catastrales hayan sido revisados después de 2001. También están exentas de la subidas las viviendas a las que se les revisó el valor en 2005, 2006 y 2007 que fue cuando el valor de los inmuebles era más alto.

En total, con estas medidas el Ejecutivo quiere ahorrarse 6.275 millones de euros. Los mayores recursos vendrán de la subida del IRPF a las rentas del trabajo: 4.111 millones; el mayor gravamen del ahorro les facilitará otros 1.246 millones; el alza del IBI, 918 millones, y con la supresión de las subvenciones al gasóleo profesional, avanzadas por ABC, se obtendrán otros 200 millones. Eso sí, se recupera la deducción por vivienda, y con efectos retroactivos a 2010.

Casos prácticos

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Empresa
M. N. Las agencias revisan a la baja las perspectivas de las compañías
Economía
Calcula cómo te afectará la reforma
    Lo último...

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.