¿Cómo aparcar el coche correctamente?
Los principales conceptos para estacionar en línea y en batería - abc.es

¿Cómo aparcar el coche correctamente?

Una de las maniobras más habituales y que más nervios provoca a los conductores

Actualizado:

La maniobra de estacionamiento es una de las más comunes a las que los conductores debemos enfrentarnos en nuestro día a día. Pero aún así, los nervios, los otros coches esperando a que terminemos de aparcar nuestro coche o la densidad del tráfico y las prisas hacen que en la mayoría de las ocasiones realicemos esta maniobra «tanteando», improvisando, y sin ningún tipo de referencia.

Parece que las lecciones recibidas en la autoescuela se nos olvidan enseguida. En un breve sondeo nos hemos encontrado ejemplos de todos los tipos. Por ejemplo, María José nos confiesa que «aparcar me genera mucho estrés, sobre todo si la plaza de aparcamiento la tengo a la izquierda. Me agobia pensar que voy a tener un coche detrás esperando, o que voy a empezar el aparcamiento y a mitad de maniobra tengo que corregir, y al final, muchas veces, acabo dejando la plaza que está libre para no hacer el ridículo».

Otro caso no poco habitual es el que nos relata Rocío, que tiene serios problemas a la hora de aparcar. «No sé por qué, pero cuando voy a dar marcha atrás nunca tengo claro hacia qué lado tengo que girar el volante para que la parte de atrás del coche vaya hacia donde yo quiero».

Para solucionar estos y otros problemas le hemos pedido a Jaime García, profesor de conducción del Comisariado Europeo del Automóvil, CEA, que nos refresque los conceptos de esta maniobra. Y de paso, que podamos ver de forma práctica, un aparcamiento en línea y otro en batería. [Pincha aquí para ver el peor aparcamiento del mundo]

Según Jaime, para estacionar nuestro coche en batería «iniciamos la maniobra con nuestro parachoques trasero en línea con el del vehículo aparcado. A continuación damos marcha atrás con el volante girado hacia la plaza de aparcamiento». Una vez salvado el lado derecho hay que controlar con el espejo izquierdo para no quedarnos demasiado cerca del coche, y finalmente, cuando ya estamos en paralelo a los coches estacionados a nuestros lados «enderezamos el volante y seguimos dando marcha atrás hasta que el coche queda perfectamente aparcado».

En cuanto al aparcamiento en línea, lo primero va a ser colocar nuestro coche en paralelo con el coche que está delante del puesto libre. Una vez allí retrocedemos y alineamos nuestro eje trasero con el parachoques trasero del vehículo aparcado que tenemos en paralelo y giramos el volante a la derecha hasta que con nuestro retrovisor izquierdo veamos la mitad derecha del vehículo de atrás. También lo podemos hacer hasta que nuestro espejo derecho esté en línea con el parachoques trasero del coche delantero. En ese momento giramos a la izquierda el volante y nuestro coche quedará perfectamente aparcado.